Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de mayo, 2012

Preguntas

¿Que hace ahí la infancia masacrada privada  de la primavera? Pajarillo sin plumaje  en el asfalto aplastada, rama partida sin motivo´. ¿Qué  espécimen                         – no humano-                                                  genera su duelo? ¿De qué color es el corazón                                              del verdugo? ¿A cuántas pulsaciones latirá                                          al rajarla  a cuchillo ?
Preguntas y respuestas  sobrevuelan el trigo.

Foto Goyo Hueso. 

Depredador.

Me arrancaste de tu camino  y ya no disfruté la primavera.
Con el calor de tus dedos -al  principio- no sentí el desarraigo, y el sol continuó en mis hojas; pero poco a poco mi savia fue estanque.
Mientras tú te alejabas me arrugue sin tiempo.

Poemas de Luis

Bella y preciosa Guinea
con tu basta y virgen selva
y tus inmensas riquezas
que algunos hombres se llevan.
 Tus gentes tan agradables
te hacen buena.
y con tus  verdes paisajes
enamoras al visitante. ¡Oh bella y preciosa Guinea!




Te quiero porque te amo
 me gustas porque me molas
 te admiro porque soy tu fan.
Siento amor por ti porque me descolocas

Imagino tus curvas,
pero no las alcanzo
por tu gran culpa.

Yo me canso
de que no me hagas caso,
y me harta
que no me devuelvas mi amor.




Luis Ela Micó  15 años.
Apagaré toda luz    -incluso la del faro- y dejaré que mis pasos continúen conscientes del abismo.
No sé si será bastante para hallar la luz sin ojos;  pero si la encuentro, no la guardaré para mí -entre otras cosas- porque no estoy hecha  a su medida. 




En mi barca con alas
-lejos del humo-

surco mis aguas,

noto que fluyo. 

Sin viento soy reflejo,
sueño de olas.


                                                  No necesito puerto,                                                                             anclaje,                                                                                              soga.




El destino no existe


sólo el ahora.
La vida me empuja hacia la superficie  y allí me desplegaré entera.

Adquiriré


tallos,               hojas,                                       flores…



Es una etapa nueva.
Mi corazón , raíz y tierra.



Mi libertad  el viento.













No puedo dejar de escribir sería negarme a pisar el cielo; que mis acuíferos internos se vaciaran,  y no poder  sacar  agua de mí. Aunque solamente sirva  para no perder mi identidad,  recordarme quien soy, descubrir entre muchas mis huellas…. Sería quedarme como un pájaro en la jaula, sin volar la primavera.
Como vivir a medias.




Foto Marian Gardi..

He descubierto un nuevo poeta

La falta de los seres queridos,                                     
                                   el sonido del llanto perdido,
            la soledad como un bandido,                                                                                                                                                           tu corazón hundido…
Un mundo movido.


Luis Ela Micó  
15 años
Guinea Ecuatorial.

Cuando no hay techo, hasta las zarzas pueden ser refugio de la lluvia. A veces hay que elegir si empaparte o correr el riesgo de romper la ropa. La sangre que sale al exterior es menos peligrosa  que un derrame. En este instante asumo lo que no me alcanza lo que no está en mis manos, aunque siento el pinchazo todavía enconado de lo que no ha conseguido mojarme mientras se seca al sol mi rebeldía. 






Con este poema intento poner punto final a una etapa poética . Voy a tomarme un descanso no se por cuanto tiempo. Quiero aprovechar para trabajar poemas porque la mayoria de los publicados son un boceto de como acaban después de reposarlos y trabajarlos. Aunque así también están debidamente registrados y tengo los resguardos correspondientes. Este blog me ha dado muchas alegrías y me ha abierto muchas puertas y ha llevado mis poemas por todo el mundo. Os pido disculpas por no haber correspondido a vuestras visitas . Estoy cansada y es una de las causas por las que he decidido  parar , para volver con m…
Sales de nuevo calientas mis nubes y vuelvo a ser lluvia.


Foto Goyo Hueso. 
Nos encontraremos en el mar -  dijimos en nuestro manadero- y formaremos parte de su inmensidad; pero en mi recorrido voy por una acequia; es más urgente regar. Daré vida que genere más agua: "ESA" es mi manera de llegar.




Después de la lluvia brilla el trigo, hay cielo en mis charcos y los pájaros cantan sin censura. La lluvia se encuentra a si misma en un tapiz de flores; las nubes  son  sólo el contenedor que la contiene. Respiro.  Respiro con hondura verde.
Los depredadores de la Tierra beben una copa de coctel de mariscos -que desconcertados del paladar humano-  no encuentran explicación a su placer.

Ya en su fondo intentan regenerar su plancton para que se autoabastezcan antes de ser evacuados; pero los depredadores  siguen insaciables en su apetito por lo ajeno.

Para sobrevivir,  el mar, deberá sobornar a sus papilas gustativas.