miércoles, 16 de abril de 2014

Atardecer gris








Vivo en un atardecer gris,
 sin energía,
 las brumas negras ocultan el sol decadente
 y lo llenan de dudas.
Me resisto al vacío,
 el cielo  se ha ocultado del todo
y  me empuja a rendirme. 
 El horizonte está difuminado
y el caos cada vez
 se va acercando más y más 
invadiendo el terreno de los sueños,
 borrando su camino. 

Ha crecido la hierba y algunas puertas
 no se pueden abrir.
 Se ha generado  des entendimiento,
cada vez pastan menos las ovejas
porque el aullido de los lobos 
quita el sabor a la hierba .

En el abrevadero de las lágrimas
 no se quita la sed. 

Busco señales  en las flores
 que brotan de los árboles ajenos
 a las tragedias de la humanidad,
pero me sirven porque mi ser no es vegetal .
Entonces dentro de mi , a tientas,
 ahondo a ese instante donde fui una paloma .