Ir al contenido principal

Háblame de la fuente



No me hables de que sólo hay un camino;
háblame de la fuente:
Si la has encontrado,
cómo es su agua,
si ha calmado tu sed…

No me hables de que sólo hay un camino:
Dame de beber.

No me digas que el mío es más largo,
que es más inseguro,
que no es el principal…

Lo importante es que lleguemos a la cima
y allí nos podamos encontrar.

No me hables de que sólo hay un camino;
lo que cuenta es CAMINAR


Foto Francisco Sanchez

Comentarios

Javier Sánchez Menéndez ha dicho que…
Andar por la vida buscando lo que somos, lo que queremos y lo que debemos recibir.

Muy buen poema Milagros.

Un abrazo.
Adolfo Payés ha dicho que…
bello te ha quedado la fuente eterna de tus versos..


saludos fraternos
un abrazo inmenso

besos

que tengas una semana muy bella
María Laura ha dicho que…
MILAGROS,

LA GRAN BÚSQUEDA NO?

MAS CREO QUE ES MEJOR NO BUSCAR MAS.

Y QUE LLEGUE LO QUE DEBA SER.

BESITOS.
Cecy ha dicho que…
Ciertamente siempre lo que cuenta es caminar, hacia donde decidamos dirigirnos, que mas importante, no?

Besos.
Manolo Jiménez ha dicho que…
Caminar, siempre caminar.

Y si podemos refrescarnos en una fuente, mejor.

Condensas tanto en tus poemas, que es un placer leerlos unas cuantas veces.

Abrazos.
Edurne ha dicho que…
Caminemos pues, amiga!
Besitos!
poemas de ruben ha dicho que…
Me pasa con mi mujer, tenemos caminos paralelos pero tan próximos
(nunca se cruzan) que podemos cojernos de la mano.
M. Angel ha dicho que…
Tantos caminos hay en la vida
que nadie sabe cual escoger
El que creemos bueno, nos clava espinas y el que dejamos quien sabe lo que habría en el.

Milagros, placer entrar en tu blog.

Abrazo
MarianGardi ha dicho que…
La fuente es la meta, lo importante es hacer el camino, y cáminos no hay uno sólo, hay muchas sendas que se dirigen al cámino.

Nadie bebe agua por boca ajena.
Un fuerte abrazo amiga
Celia ha dicho que…
Tal vez la Fuente es muy necesaria para calmar la sed del camino y así, una vez concluída la cima, alcanzar el Manantial de la Vida.
Nome canso de decirte o preciosos que son tus poemas.
Un abrazo
Ana Márquez ha dicho que…
"... Se hace camino al andar"


Hermoso como siempre. Un besazo
Carla ha dicho que…
Es verdad, lo que cuenta es caminar.
Muy bello! me encanto!
María Socorro Luis ha dicho que…
El poeta se hace escribiendo poemas... Y tú los haces muy bellos. Con todo cariño.

Soco
adolfo payés ha dicho que…
Un gusto.. visitarte siempre

Esta vez para decirte que tienes un premio en mi blog siguiente

http://aapayes.blogspot.com/

puedes pasar por el si lo deseas..

saludos fraternos con mucho cariño
un abrazo
Liliana G. ha dicho que…
Nada más cierto Milagros, "lo que importa es caminar", y la forma en que uno camine determinará los encuentros.
Precioso poema rebosante de imágenes y de sentimientos.
Un beso grande.
thoti ha dicho que…
.. hay personas a las que les gusta más hablar del agua que beber.. y el caso es que no se porqué pero suelen tener la garganta seca.. y me da una pena..
.. te entiendo muy bien, Milagros..
.. besitos..

Entradas populares de este blog

SOL Y SOMBRA

Sol y sombra conviven  en mi  disputándose el cielo,  pero nada ni nadie puede  alcanzar ese espacio  que tengo en heredad Desde .él me asomo a la miseria  de la humanidad que me aborda  viendo como naufragan todos  los desvarios.



Saborear el presente

Volver a saborear el presente
como un manjar
y comunicarte sin cobertura.
Iniciar el descenso
dejándote llevar por la corriente
sin oponer resistencia . Atreverse con nuevas fragancias ,
texturas y sabores.
Decir NO a los platos mal condimentados.
Elegir miel de ternura.

De vez en cuando.

De ves en cuandolas nubes descienden y sus estratos me atraviesan como puñales; pasan de largo, pero me dejan heridas de ausencias que enfrían la vida. Mi sangre se empantana con el escalofrío del sin deseo; mis ojos vuelven a ver espectros en la añoranza; la brújula se vuelve loca entre maletas incompletas y relojes demasiado impacientes. Me quedo en el andén de una estación apuntalada esperando sin espera. Me olvide tomarme las pastillas de la vida y ya no suenan campanas que me hacían brincar como chotilla moviendo la quietud de la hierba.