Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de 2011
Garabateo en un papel círculos y espirales. El vaso de café está vacío, y en el fondo el azúcar se ha cristalizado. La pluma se ha caído al suelo; pero no diré nada que parezca reproche. Los pájaros buscan un árbol para pasar la noche.

Cada siete olas.

Cada siete olas viene la brava embestida que me envuelve y me sumerge en un mundo de sal en el que no hago pie. Apenas un rayo de luz traspasa la confusión  que me habita en un fondo agitado de arena que escuece la visión del alma.

Confundo el espacio de mi geometria. Pero cuando la ola pasa mi corazón se estira ytengo seis olas para ser habanera.
Foto Goyo Hueso

La sala más recóndita huele a cera. Te alumbraré con velas para que seas ruiseñor.

                                                                 *******

GRANITOS SOLIDARIOS.

Granitos solidarios.
Te invito a poner tu granito solidario Dejemos de pensar que la solución está en manos de otros Todos podemos dar aunque sea poco Hagamos una inmensa montaña de generosidad
Nadie es mas que nadie, ni tampoco menos; no hay metro para medir la humanidad.
Ser distinto es una fiesta que llena de color el mundo.
El corazón nos late al mismo sonido todos tenemos frío y hambre
El ser humano solo ,es un desierto.

Hoy por ti , mañana por mi.; en algún momento necesitaremos una mano, un abrazo, un beso.
Navidades igual a nacimiento.
¡ Que nazca de nuestra semilla una nueva humanidad!
fELIZ  nAVIDAD.


El humo de una siega temprana se confunde con el oxígeno del aire, mientrasen los cristales chocan las primeras lágrimas de un mar . Su último calor quedó en la mano maternal en la que se asía como último refugio pero no fue bastante; las alas se le abrieron en una metamorfosis hasta entonces ignorada. Foto y poema Milagros Morales.

Rosas en otoño.

¿ Qué me hace pensar que es primavera? ¿Quérecorre mis canales subterráneos para que siga dando rosas en Diciembre, sin otra perspectiva que una luz alcorzada como falda que enseña la rodilla? ¿ Qué me hace dar rosas en otoño cuando el viento soplacon ventisca y la sal escuece la conciencia? Se han quedado sin abrigo y sin tejado los pájaros que cantaban las albadas, y al sereno rezan letanías las estrellas en una noche desmantada a la intemperie. ¿ Que pueden mis rosasdar ahora? Lamentaciones sin muro sus espinas. Aún asícorta mis rosas y me helaré caliente.

Foto Goyo Hueso.

Pesadilla.

No quería mirarte, sabía que al hacerlo perdería el equilibrio; pero no pude evitarlo, fue más fuerte, y me precipité al abismo. Conseguí sujetarme al filo con las manos mientras pedía auxilio; y al sentirme rescatada me abandoné . Toqué fondo. Sabes, no éra tan profundo el río.
Foto y poema Milagros Morales.

Es tiempo

Es tiempo de utilizar las gafas para enfocar el pensamiento; la niebla se ha vuelto marinera. Tiempo de desnudo impuesto y sin tacones por una pasarela húmeda. Es tiempo de ajustarse las alas y no perder de vista el banco del parque. De ser reptil desapercibido y desconectarse para ahorra energia. De no buscar comida como el gato.

Foto y poema Milagros Morales.

Olvido.

A una fosa común llena de olvido labrada para no encontrarla nunca te llevaron amormientras hacían humo todas tus pertenencias. Nadie vigiló tu hacienda profanada; en tus ojos vidriosos piedras, nublaban tu retina. Me duele que te fueras sin maleta; quedó tu esencia en mi mesilla. Se que es real mi frío. Foto y poema  Milagros Morales.

Hoy

Hoy eres frío con leña, viento con abrigo lluvia con cobijo. Cobijo, abrigo y leña que conseguí con frío, viento y lluvia.
Foto Goyo Hueso.



En la antesala de la noche.

En la antesala de la noche me desnudo poco a poco de hojas secas. El tránsito no es fácil aunque aparente derroche. Hay atardeceres serenos y otros desgarrados, en que la luz se resiste a las estrellas. Los bosques son pasión al despojarse. Decido seguir los faros antinieblas, apoyarme en quien supo cómo encontrar abrigo. El bastón y las gafas me esperan dignamente. Noto que aún vivo. Foto Goyo Hueso.

Apenas unos pasos.

Para Maria.
Apenas unos pasos para salir de ti; un desalentado repecho para limitarte. Desde mi balcón me pareceshermosa; una anécdota más de mi paisaje, una experiencia que disfruto con buen clima, una forma de reencontrarme. ¿ Como pude pensar que fuera de mi jaula no existía más vida?. Un atardecer rojo se prende como un candil en el rebollo y me olvido de la alfombra de las hojas caídas.

La luz de lo que somos.

La vida respeta lo más puro, la luz de lo que somos carente de apariencia. El brillo del ocaso realza los contornos que la edad redondea y desarista. Somos como humanos meros equilibristas de un abismo incontrolado.
La limitación nos diviniza.

Foto Goyo Hueso

Ese doble aspecto.

Ese doble aspecto cubierto por la enagua que nunca se muestra y siempre se insinúa; el que inconscientemente se libera y escapa por la mal ajustada  apariencia. Eso que se separade la estética estandar, esa luz que  la ciencia no ilumina. Espejo que refleja la recobeca estancia donde el tiempo  sólo es fisonomía
Foto Goyo Hueso.

Me acostumbré.

Me acostumbré al silencio de las mariposas, aunque en mi otoño cálido revolotea alguna. En el caos de hojas sin escoba se posan ; saborean el polen del jinebro maduro, del acebo granado, de los escaramujos. Me acostumbre ya al riesgo de saltar por los riscos, de sortear raíces de árboles cortados, de evitar esas piedras que resbalan mi alma, de ascender a la cumbre sin botas de montaña. Más montesa que nunca, camaleón de ocres, no ansío ya la playa ni esa estrella del norte. Despierto a la mañana mojada de rocío, con mis manos calientes y mi corazón…. Vivo.

Huella ausente.

Cubren las hojas secas todo tu recorrido y parece que seas apenas huella ausente. En tapiz desolado crujen mis pasos torpes como  corzo perdido que ve caer la noche. Solamente el sonido delata tu corriente entre piedras y musgo aunque no seas fuente. No beberé tu agua pero estás en el hondo y mi bosque atardece con un canto sonoro.





Fotos y poema  Milagros Morales.
Remolinas todavía el bosque de las hojas secas. No me asustan las brumas que resbalan las piedras con su sudor finado, ni las zarzas que encierran mis pasos sempiternos en la búsqueda del campo preñado. Continúo aún a tientas.
En la pradera hay un osario de ovejas que se separaron del rebaño. Planean por el cielo buitres satisfechos. Demasiada tierra apretada y yerma. En anarquía conviven las zarzas con los escaramujos. Sólo el sonido del río acompaña al aire.
Milagros Morales
Es tiempo de tejer la lana y esperar la nieve; mis manos cálidas no necesitan guantes. Un abrazo es el mejor abrigo si el vacío intenta enfriarte. Mi volcán sigue encendido cuando la tarde se apaga con sudor de cenizas.


Tan hondo me has calado                                                   que te pienso,

          te sigo ,
                                         te reflejo,
           te vivo,


te amo….
                            INCONSCIENTEMENTE.



Me traspasó una nube.

Me traspasó una nube, vino hacia mí como un fantasma. Sentí su frescura en mi cara y su prisa, yo no éra su destino, pero nos poseimos un instante ambas. No sabré nunca si ella respiró tan profundo como yo al inspirarla, si mi expiración vaga por el infinito parte suya.
Fotografía y poema Milagros Morales.

Gracias.

Gracias por las inmensas y numerosas  felicitaciones que he recibido por este medio. llenas de belleza de imágenes , de música... de amistad y cariño . Me emociona y llena mi corazón y me estimula a seguir haciendo de la poesía un estilo de vida. sois un tesoro para mi. Este poema es para todos.


Quise ser el último destello del atardecer, el máximo azucar de la fruta madura, pájaro que en primavera hace un nido nuevo, recordar cómo sabe la cereza robada. La realidad me ha despertado a mi reflejo cuarteado; pero mi otoño llena el suelo de avellanas, de castañas y nueces.


Nubes y nieve.

Nubes y nieve desde mi ventana; es hora de hacer fuego, mantenerlo encendido. El calor está adentro y tejo una bufanda; tengo recursos para el frío. Puedes hacer lo que te venga en gana.
Fotos y poema  Milagros Morales.




Ha sido el viento el que ha cubierto con nubes mi cielo; me ha desnudado con pasión y luego me ha arrancado de raíz. Ha sido él , el que me priva de vivir después de una eterna batalla, y me derribaen la arena. Pero yo lo amo, partida y desmenbrada aunque la sierracorte mi esperanza. Antes me dió vida..
Foto y poema Milagros Morales.

Un planeta en la UCI

Un planeta en la UCI, conectado a máquinas con una vida dependiente, no puede ofrecer amaneceres; tampoco generar una humanidad con olor a maíz maduro. Los espacios se convierten en habitaciones selladas y esterilizadas, el sol en foco de quirófano.
No hay una atmósfera alternativa para los pájaros.
Foto y poema MIlagros Morales.


La tumba del arzobispo.

Dedicada a Luigi Maráez.

La tumba del arzobispo.
La tumba del arzobispo está destapada. Abierta a un cielo sin lucir de cráneos de ovejas con quijadas de incisivos y caninos afilados. Su boato relleno de huesos carcomidos, esparcidas las cuentas del rosario, y la cruz intacta. Su calavera no ríe. Eso es todo.

++++++
El Cementerio de los niños.

Cuando a la muerte le toca hacer de nodriza,  se viste de blanco con tules como una novia virgen y ofrece su pechoscomo cántaros con ecos.
¡Silencio! En niño duerme eterno; ajeno a los muñecos mutilados y sin ojos con ángeles a su cabecera
+++++