Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de enero, 2013

Autoafirmación

Autoafirmación.

Lo peor del desierto no es la arena, es que no haya hojas secas en las dunas -indicios de estaciones consumadas-
No existe sin raíces  el consenso, el viento es  dueño de la tierra  sin principios.
¡Cuándo  será ella consciente  - que aún salada-  en su fondo hay un silo!
 El viento ese día
  será como Sansón sin  su melena.

                        Gracias por leerme. Milagros

Naciste con SIDA

Naciste con SIDA

Hablan tus ojos, y tus retinas de ángel reflejan tu inocencia frustrada.
Víctima  de un silente holocausto es tu mirada, que ahora se pierde en el misterio de algunos genes  asediados que controlan tu vida,  privándote del  asombro que espera
al final del bagaje. Flor de cactus,   floreces un día  solamente  -inmensamente hermosa- para no ser  olvido .
Milagros.
Foto Victoria Sanjuán.

Ser yo.

Ser  yo  y mis consecuencias , suprimiendo este velo en que me oculto a veces
y en cambio es  transparencia.
Se que arrastro un carruaje, oxidado e  inservible, y  es mejor desecharlo
 en el primer desguace.
Cambiar mis obsesiones, por paciencia, suavizar mis impulsos con esfuerzo, conocer  todas  mis carencias, quemar mis energías,  entregada.
No fijarme unas metas, sin ponerme en camino,  o deprimirme  si otros, me ganan la partida.
Ser yo  y  mis versos solamente. “O parir o morir” no hay más salida.

Rebelión

He tirado todos mis corsés, esos que decían las abuelas que realzaban las curvas, y he quedado libre de acerillos y cordones.
Soy como me veis, con todos mis michelines bien marcados.
No utilizo ni linea, ni estilo;
me hago rebelde con mi ser entero.
Se acabó el temor a ser descubierta en pecado, en carencia, o en desigualdad.
Escribo como sé, hasta donde puedo;
no como querría escribir.
Arranco de mí para llegar a ser yo.
No me digáis que no emociona ver desnuda a una mujer de carne.


Pregón de primavera

Mi suelo sigue verde a pesar de que mi refugio se haya hundido  y mis ramas  expresen  la  ausencia  con  su desnudez.
Sigue verde  aunque el muérdago sea  un ocupa  de mi  sitio;
porque a veces ,
 aunque me siento un olivo  centenario  sin otra expectativa, soy también un almendro vigilante, pregón de  primavera.
MiLaGrOs



Propósitos

Propósitos.
De mi risa brotarán llamaradas que quemen  mis torpezas. Esparciré cenizas de fantasmas, apilaré leña  por si nieva, y encenderé un nuevo fuego con  lavanda, que refrescará mientras   quema. 

Milagros

Te necesito

Te necesito Sol,
para ser como la sal
contigo,
 diamante en la carretera.


Milagros


Hago 
equilibrios
por no caer junto a la roca
que empujo para poder pasar.

Oigo
en la sima el sonido
del golpe
contra el fondo.

Me asomo a su hendidura y la piedra intacta
sirve de "Pisa sueños"

He vencido liberando el camino
aunque
-mártir de mi decisión-
siento mi corazón lacerado por un beso.