Ir al contenido principal

Entre ondas magnéticas



El escenario de la ilusión
con sus focos, me ayuda a divisarte
entre la gente,
y los altavoces ensordecedores
de la creciente luna,
me recuerdan los inicios
en que las certezas
eran, sombras chinescas.
Amanece, te vas: Silencio en el alma.
Siguen las luces de neón
pero la resaca de la adrenalina,
me lleva camino a la realidad
destemplada , con el cansancio
del baile, entre ondas magnéticas.


Foto Goyo Hueso

Comentarios

Adolfo Payés ha dicho que…
Que bueno tus versos.. en estas ondas magnéticas nos contagia tu presencia..

BRAVO

Saludos fraternos
Que tengas una semana estupenda.
Un abrazo muy grande
Ricardo ha dicho que…
Me gusta tu poema, Milagros. Una pena que no pudieras ir a Bureta, el recital estuvo estupendo y nos habríamos conocido en persona, pero ya habrá otra ocasión.

Un beso.
MarianGardi ha dicho que…
Que bien, como haces funcionar tu varita màgica.
Un fuerte abrazo y cariños
sam rock ha dicho que…
Que tristes los amaneceres cuando hay ausencias.

Un abrazo
Cecy ha dicho que…
Parece que de alguna manera esa alma no esta tan silenciosa, trae consigo baila, por ello debe estar cansada pero contenta.

Besos Amiga.
Rocío L'Amar ha dicho que…
preciosa Milagros, he sentido esa magia que despide el amor en tu poema, razón por la cual pasa por mi blog y retira (copia)el Premio Romeo y Julieta, (está al final del blog)sólo hace link con mi blog, abrazobeso, Rocío
thoti ha dicho que…
.. me gustó lo de las ondas magnéticas y esos altavoces de la luna.. sobre la realidad destemplada..

.. besitos templados, Milagros..
Manolo Jiménez ha dicho que…
Hay amaneceres solitarios en compañía y amaneceres acompañados en soledad.

Las ondas magnéticas te acompañaban aún ¿verdad?

Abrazos.
León ha dicho que…
Y la inercia es saberse vacío pero capaz de vivir la vida en el momento indicado... precioso como siempre, un abrazo querida poeta.
M. Angel ha dicho que…
Tus ondas magnéticas, envuelven el alma de quienes te leemos, llevándonos con tus versos a flotar por el universo.

Milagros, cada día regalas versos que hipnotizan.

Abrazo
Javier Sánchez Menéndez ha dicho que…
Los versos muy conseguidos Milagros, y la foto es genial.

Texto y fotos.

Un abrazo.
JUANI ha dicho que…
Hola Milagros, me encanta todos los poemas que tienes, te dejo el comentario en este pero son todos muy bonitos, recitas muy bien.
Un beso te seguire visitando.
MarcL ha dicho que…
Hola. Saludos. Buena entrada.
Liliana G. ha dicho que…
La realidad es una bofetada que nos despierta de nuestros sueños más hermosos.

Has podido plasmar el desencanto en forma absolutamente categórica.

Muchos cariños amiga.
Marian Raméntol Serratosa ha dicho que…
Entre ondas magnéticas, estupendo poema Milagros.

PS: Ya falta menos para Moncayo, jeje.

Besos
Marian
Anouna ha dicho que…
Esos escenarios de ilusión, ufffffffffff Milagros, no sé si alegrarme con ellos o temerles. Al final pasa como el poema queda una luz nada más y de neón más encima, ni siquiera una luz natural de sol, porque él ya no está, se fue justo cuando el sol aparecía.
La resaca, es potente si es adrenaliníca, ni ganas de sorber otro vaso de ella, pero quizá igual se vuelva a sentir, igual quedan recuerdos de los momentos y cansancio de un baile sin igual.

Unos versos exquisitos, me quedo con la sensación de romper algo, no sé por qué. Debiera dejarme contenta????

Un abrazo,
Anouna
gustavo ha dicho que…
PAS0, SALUD0, PIENS0 EN CENAR...EL CANSANCI0 DEL TRABAJ0...LA CAL0R, EL MALDIT0 TEJAD0 , EL MALDIT0 S0L, Y0 ENTRE AMB0S...EN FIN, MUY CANSAD0...
MEDI0 BES0
E.P.E. ha dicho que…
Estas ondas magnéticas nos contagian y nos atraen hacia tus increíbles letras.

Un fuerte abrazo.
Andrés Glez. Déniz ha dicho que…
A este poema sólo le quitaría una coma. Tiene algo hechizante.

Entradas populares de este blog

SOL Y SOMBRA

Sol y sombra conviven  en mi  disputándose el cielo,  pero nada ni nadie puede  alcanzar ese espacio  que tengo en heredad Desde .él me asomo a la miseria  de la humanidad que me aborda  viendo como naufragan todos  los desvarios.



Saborear el presente

Volver a saborear el presente
como un manjar
y comunicarte sin cobertura.
Iniciar el descenso
dejándote llevar por la corriente
sin oponer resistencia . Atreverse con nuevas fragancias ,
texturas y sabores.
Decir NO a los platos mal condimentados.
Elegir miel de ternura.

De vez en cuando.

De ves en cuandolas nubes descienden y sus estratos me atraviesan como puñales; pasan de largo, pero me dejan heridas de ausencias que enfrían la vida. Mi sangre se empantana con el escalofrío del sin deseo; mis ojos vuelven a ver espectros en la añoranza; la brújula se vuelve loca entre maletas incompletas y relojes demasiado impacientes. Me quedo en el andén de una estación apuntalada esperando sin espera. Me olvide tomarme las pastillas de la vida y ya no suenan campanas que me hacían brincar como chotilla moviendo la quietud de la hierba.