domingo, 23 de noviembre de 2014

SOLA



No tienen séquito los que cabalgan
campo a través  sin casco y sin escudo,
tampoco los que dan un paso al frente
y ofrece lo mejor de si: Su vida.
Ni los que dejan que su corazón
   de  un toque fuerte de atención al aire.

La retaguardia está llena de ratas,
 afectos de usar y tirar sin brillo.


Me siento estúpida y sola, como tantas veces.