jueves, 22 de septiembre de 2016

Los mediocres



Me visto con un traje mediocre
uso un maquillaje
y unos complemento mediocres. 
También me peino con mediocridad
y utilizo una mediocre forma de expresión.
Así , de esta guisa,
intento buscarme la vida.
Pero siempre algo falla:
quizá la melancolía en mi mirada.
Es tan duro el oficio
de fingir tontería.
Así,
vuelvo al banco del parque
a escuchar a los pájaros,
mientras los mediocres
se encargan de los nidos.

2 comentarios:

Carlos Augusto Pereyra Martínez dijo...

Ser idéntico, infiero de tu poema. Un abrazo. Carlos

luiso dijo...

Un poema cargado de inteligencia. Una conjunción con la naturaleza de lo real y lo ficticio. Me identifico totalmente con este poema. Una maduración tardía hecha prosa inteligente y sabrosa y nada superficial. Gracias.