Ir al contenido principal

Guardo en mis sueños esas sensaciones
 que olvidó mi memoria,
a veces aparecen de puntillas
y me duele el presente 
aunque lo haya sembrado.

Quiero rebobinar y revivirlas,
aunque tenga que hurgar hasta el infierno
y mi carne se llene de pústulas infectas,
para recuperar el cielo que quedó
en cada beso ávido de vida.

Comentarios

Ignacio Zurrián ha dicho que…
Real, sincero y fuerte. Muy bien.
Sneyder C. ha dicho que…
Duele el presente ante los sueños que nunca llegaron a cumplirse…

Un cálido abrazo
Emilianito De Tarso ha dicho que…
Al fin encuentro un lugar en donde mis pensamientos y sentires encuentran hermanos/as.
Gracias por reflejar la voz.
Emilianito De Tarso ha dicho que…
Al fin encuentro un lugar en donde mis pensamientos y sentires encuentran hermanos/as.
Gracias por reflejar la voz.
ONICE ha dicho que…
La memoria del pasado, siempre queda en un presente, aunque sólo se pueda acariciar las sensaciones y emociones en sueños... letras pausadas, con su ápice de melancolía, añoranza... grato pasar por estas suaves letras. saludos.
Damaris ha dicho que…
Hola que tal. La invito a que pase por mi blog y comente mis escritos

http://palabrasveleidosas.blogspot.mx/

Saludos cordiales.
Gonzalo Ruiz ha dicho que…
Fuerte, " en cada beso ávido de vida" Inspirador!

Entradas populares de este blog

Saborear el presente

Volver a saborear el presente
como un manjar
y comunicarte sin cobertura.
Iniciar el descenso
dejándote llevar por la corriente
sin oponer resistencia . Atreverse con nuevas fragancias ,
texturas y sabores.
Decir NO a los platos mal condimentados.
Elegir miel de ternura.

APROVECHO MIS LETRAS.

Aprovecho mis letras para acariciar,
para besar,
para provocar sonrisas:
Como medio para llegar en la distancia. Pero sobre todo,para no alejarme yo
o volverme yerma,
aprovecho mis letras. Milagros Morales.

Duele

Duele que se haga de día 
y ver que durante la noche
has caminado por un estercolero
sin verlo ni notarlo
y estar rodeada de basura
que no sirven para nada .

Montañas de vivencias
desechables, sin reciclaje,
te cortan el paso
sin avance posible.

Duele y te sientes estúpida.

Pero te das cuenta
que no caminas sola ,
muchos otros caminan de vuelta
con el amanecer,
y vas equipada
para dejar atrás
tus despojos.