domingo, 26 de febrero de 2017

LAS HUELLAS DE LA ESPERA

Encerrada entre cristales infinitos
ve apagarse la luz de un día yermo
sintiendo a miles de años luz
la estrella
que un día encendieron sus pupilas.
Nada ni nadie
saltará en su huida
el muro del lamento,
pesara el pavimento enlosado
eternamente
y la niebla hará resbaladizas
las huellas de la espera.

2 comentarios:

Carlos Augusto Pereyra Martínez dijo...

La esperanza cansada de esperar en estos versos. Un abrazo. Carlos

María Socorro Luis dijo...


A veces, Mila, merece la pena esperar.

Así, tu regreso...

Abrazo en la cercanía.