Ir al contenido principal

En la penumbra mágica


No sé esta locura
que le cuesta parir el alba
a qué conduce;
pero en este estado semidespierto,
en que el sueño se despereza en la posible,
en que las ideas van lentas
todavía caminando en la penumbra mágica,
en que intentas sentir de nuevo
la sensación del recuerdo dulce…
Es ahí donde ninguna lógica
impone sus reglas
y el deseo inunda con calidez las sombras.

Comentarios

María (lady) ha dicho que…
Milagros,
Se me cierran las persianas,
Recordaré tus dulces versos
-cálidos y sin reglas-
al despertar, al alba.

Bezzzoz
M. Angel ha dicho que…
Entrando por la ventana semi abierta
me sorprenden los amaneceres
con su luz y gama de colores
Cuando aun estoy semi despierta.

Abre tus ventanas y deja los soles
te sigan inspirando tan bellos poemas.
Saludos sinceros.
Edurne ha dicho que…
Inundan los deseos las sombras...

Pues dejémosnos inundar, que seguro que nada malo traen!

Besitos!
MiLaGroS ha dicho que…
Un beso a los tres . Muchas gracias.
Estos dias estoy un poco sosa. No se me ocurre que decir pero para mi es una alegría abrir el blog y encontraros.
milagros
Saludos, Milagros:

Te informo que he concedido a tu blog el PREMIO AMISTAD.

Espero que te guste, chica.

Un beso.
Me he detenido aquí,en este poema raíz de muchas preguntas.Tienes mucha fuerza en tus versos, eres sincera, como yo que sólo escribo de la novela de mi vida, sin ambages.
Un beso

Entradas populares de este blog

Duele

Duele que se haga de día 
y ver que durante la noche
has caminado por un estercolero
sin verlo ni notarlo
y estar rodeada de basura
que no sirven para nada .

Montañas de vivencias
desechables, sin reciclaje,
te cortan el paso
sin avance posible.

Duele y te sientes estúpida.

Pero te das cuenta
que no caminas sola ,
muchos otros caminan de vuelta
con el amanecer,
y vas equipada
para dejar atrás
tus despojos.

APROVECHO MIS LETRAS.

Aprovecho mis letras para acariciar,
para besar,
para provocar sonrisas:
Como medio para llegar en la distancia. Pero sobre todo,para no alejarme yo
o volverme yerma,
aprovecho mis letras. Milagros Morales.

MIL EXCUSAS.

No quiero que mi casa se enfríe
pero invento mil excusas
 para abrir mi puerta.
Luego protesto cuando el aire
 se apodera de mi calma.

Mas yo guardo la llave
para no extraviarla
a la vez de que me quejo
del desorden.