Ir al contenido principal



Cuando llega la noche
salen de su escondite todos mis fantasmas
y me clavan un puñado de alfileres
en mi estómago.

Entonces el vértigo se apodera de mi mente
e intento convencerme de que
son incorpóreos,
pero,
que más da como sean si es real el dolor.

 Si siempre los idealismos  tienen más poder
que las certezas.

Milagros.


Foto Goyo Hueso.


Comentarios

Ángel-Isidro ha dicho que…
Estimada Milagros; Nuevamente he
visitado tu casa para deleitarme
con tus buenas nuevas reflexiones
y metáforas. Saludarte es un placer
Gracias
Un beso.
Barbara Espinosa ha dicho que…
El único enemigo es nosotros mismos.
Nuestros fantasmas y nuestras sombras.
Todos provienen de nosotros.
Y el dolor es tan real que asusta.

Un abrazo!
Jorge Ampuero ha dicho que…
Certeros versos.

Saludos.
Manel Sants ha dicho que…
Excelente, siempre nos persiguen y acabamos presos de nuestros pensamientos y de la locuras de ellos, no hay lugar ni forma de escapar. Un Saludo
MANOLO ha dicho que…
Me ha gustado mucho tu poesía.Tiene mucho sentimiento.
Yo tambien tengo un blog de poesía y me gustaria que lo visitases y saber tu opinion.La dirección es:
http://anna-istorias.blogspot.com.es/
Saludos y sigue así.
Anna
So Le ha dicho que…
Wow!!! más poder que las certezas, eso si que es toda una teoría.
Luz Aquino ha dicho que…
Es un deleite visitar tu blog. Cada poema provoca distintas germinaciones en cada lector. Saludos.

Entradas populares de este blog

Saborear el presente

Volver a saborear el presente
como un manjar
y comunicarte sin cobertura.
Iniciar el descenso
dejándote llevar por la corriente
sin oponer resistencia . Atreverse con nuevas fragancias ,
texturas y sabores.
Decir NO a los platos mal condimentados.
Elegir miel de ternura.

APROVECHO MIS LETRAS.

Aprovecho mis letras para acariciar,
para besar,
para provocar sonrisas:
Como medio para llegar en la distancia. Pero sobre todo,para no alejarme yo
o volverme yerma,
aprovecho mis letras. Milagros Morales.

Duele

Duele que se haga de día 
y ver que durante la noche
has caminado por un estercolero
sin verlo ni notarlo
y estar rodeada de basura
que no sirven para nada .

Montañas de vivencias
desechables, sin reciclaje,
te cortan el paso
sin avance posible.

Duele y te sientes estúpida.

Pero te das cuenta
que no caminas sola ,
muchos otros caminan de vuelta
con el amanecer,
y vas equipada
para dejar atrás
tus despojos.