Ir al contenido principal

Añoranza.


Echo en falta al aire que me mueve
prefiero que él me lleve como nube
a que me ensogues
y me arrastres por la arena.
A dejar rastro de sangre en tu ruedo
que en el cielo es atardecer.

De negro se viste la noche
donde la luna eternamente
depende, de tu faena de luces.
entre banderillas y estoques.

Tu triunfo está marcado por mi caudal caliente.

Ovación de palomas disecadas
hacen nido en tu montera.

Foto Goyo Hueso.



Comentarios

Simplemente Mirella ha dicho que…
Muy buen poema dedicado a esos pobres animalitos que tuvieron la mala suerte de ser vistos como una diversión a costa de su sufrimiento..
Besos
Alex Gómez ha dicho que…
Bonito poema Milagros
pobres animales , me declaro anti-taurino hay que parar esta barbarie
espero visites mi blog
www.elheroedeleyendaa.blogspot.com
un saludo
Luisa Arellano ha dicho que…
No queda más remedio que hacer causa común con el toro, con tu poema en la mano.

Precioso canto,Milagros.

Besos.
José Ramón ha dicho que…
Milagros Lindo poema
Feliz día de la “Amistad “

Un cordial saludo desde…
Abstracción textos y Reflexión.
Samuel Rego ha dicho que…
El torero, dicen, es el mejor amigo del toro. "Amistades Peligrosas"o amores que matan.

Un abrazo amistoso (sin estoque)
Lauriel ha dicho que…
Soy el guardián de la vigilia, tengo un blog de poesía que qusiera compartir con vosotros. En él trato la tristeza, la soledad, el amor, la sociedad, los sueños, la esperanza,... Deseo que mis poemas os gusten y los disfruteis tanto como yo al escribirlos. No dejéis de entrar a diaro y de seguir mi blog. Gracias por vuestro tiempo y vuestra atención. Vuestro ángel de la guarda Laurïel.

Entradas populares de este blog

Saborear el presente

Volver a saborear el presente
como un manjar
y comunicarte sin cobertura.
Iniciar el descenso
dejándote llevar por la corriente
sin oponer resistencia . Atreverse con nuevas fragancias ,
texturas y sabores.
Decir NO a los platos mal condimentados.
Elegir miel de ternura.

De vez en cuando.

De ves en cuandolas nubes descienden y sus estratos me atraviesan como puñales; pasan de largo, pero me dejan heridas de ausencias que enfrían la vida. Mi sangre se empantana con el escalofrío del sin deseo; mis ojos vuelven a ver espectros en la añoranza; la brújula se vuelve loca entre maletas incompletas y relojes demasiado impacientes. Me quedo en el andén de una estación apuntalada esperando sin espera. Me olvide tomarme las pastillas de la vida y ya no suenan campanas que me hacían brincar como chotilla moviendo la quietud de la hierba.

Duele

Duele que se haga de día 
y ver que durante la noche
has caminado por un estercolero
sin verlo ni notarlo
y estar rodeada de basura
que no sirven para nada .

Montañas de vivencias
desechables, sin reciclaje,
te cortan el paso
sin avance posible.

Duele y te sientes estúpida.

Pero te das cuenta
que no caminas sola ,
muchos otros caminan de vuelta
con el amanecer,
y vas equipada
para dejar atrás
tus despojos.