Ir al contenido principal

En los días de calima


En los días de calima
no distingo las cumbres
y el horizonte se ausenta;
mi mirada se torna selectiva
y se posa en la desnuda  higuera.
Deshilaré las nubes
 y con sus hilos tejeré una estera;
calzada en mis desánimos,
no consigo liberarme de la tierra
La esperanza es una puerta
 siempre fiel  al  destino,
la llave que me encierra me libera;
es cuestión de mantener el ritmo



Comentarios

Alicia María Abatilli ha dicho que…
Todo tiene que ver con la armonía. A veces los días de no calma son los mejores, de mayor vos misma, Milagros.
Alicia
Jose Antonio Montaño Gordo ha dicho que…
como siempre un placer leerte
Jorge del Nozal ha dicho que…
Una entrada preciosa y con esperanza.
Un abrazo.
ALE. ha dicho que…
Y resulta ser que el destino será la fe en tu esperanza.

Abrazo.
Juan Risueño ha dicho que…
Hay días que invitan al mundo interior. Y horizontes al revés de los ojos.

Saludos
patxi(PASCUAL PÉREZ RIBOT) ha dicho que…
Nunca se pierde la esperanza es nuestro camino hacia la luz.
Un placer leerte,saludos.
Anouna ha dicho que…
Y vaya que cuesta mantener el ritmo!

Encontrar, o más bien equilibrar la naturaleza con la propia paz interior, no es tarea fácil, se ha de tener una sensibilidad especial, para salvar el día y a una misma.

Es hermoso leerte, me encanta tu poesìa.

Besos amiga mía.

Anouna
José Ramón ha dicho que…
Milagros la esperanza siempre debe de estar presente te deseo buena semana.
Un cordial saludo de…
Abstracción textos y Reflexión.
Anónimo ha dicho que…
No lo conocia y tu edad me encanta.
El último poema "En los días de calima " lindo.
Laura
Anónimo ha dicho que…
que sepas que he entrado en tu poesia.
Anónimo ha dicho que…
En los días de calima cuando uno esta triste en tus escritos sube la moral
Anónimo ha dicho que…
Me gusta tu referencia al "almendro en flor".
Anónimo ha dicho que…
encuentro que el poema esta bien
Anónimo ha dicho que…
siempre me encanto la poeesia,latuya me ha gusta do mucho
Anónimo ha dicho que…
tu poesía me ha parecido muy bella y expresiva, algo que nos hace profundizar. Muchas gracias.
Isabel Corral Jam ha dicho que…
Muy oportuno para mi estado y circunstancias actuales... Ciertamente, aunque el paisaje aparezca nublado por la calima, puede ser enormemente bello. Muchas gracias por tu sensibilidad. Un beso
Isabel Corral Jam ha dicho que…
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Anónimo ha dicho que…
Me ha gustado, a pesar de que no me
gusta la poesia
Anónimo ha dicho que…
Me ha gustado, rezuma nelancolía
Anónimo ha dicho que…
Siempre me darán envidia los poetas. Me ha gustado mucho.
Anónimo ha dicho que…
sinn comentarios
Anónimo ha dicho que…
he leido tu poesia y me ha gustado
Anónimo ha dicho que…
he leido tu poesia y me ha gustado
Anónimo ha dicho que…
Siempre es un placer leer poesia
Anónimo ha dicho que…
mi primer contacto con el ordenador
ha sido leer tu poema
Anónimo ha dicho que…
maravilloso
Anónimo ha dicho que…
ME PARECE MUY INTERESANTE LOS POEMAS
Anónimo ha dicho que…
interesante
María Socorro Luis ha dicho que…
La higuera siempre un refugio para la mirada.

Muy bello.
pilar y antonia ha dicho que…
nos encanta
Anónimo ha dicho que…
eres estupenda
PILAR Y Maria ha dicho que…
Un poema muy bonito
juan ha dicho que…
me parece interesante
juan ha dicho que…
estupendo
ana maria ha dicho que…
milagros te felicito por ese don que tienes es fantastico

Entradas populares de este blog

Saborear el presente

Volver a saborear el presente
como un manjar
y comunicarte sin cobertura.
Iniciar el descenso
dejándote llevar por la corriente
sin oponer resistencia . Atreverse con nuevas fragancias ,
texturas y sabores.
Decir NO a los platos mal condimentados.
Elegir miel de ternura.

De vez en cuando.

De ves en cuandolas nubes descienden y sus estratos me atraviesan como puñales; pasan de largo, pero me dejan heridas de ausencias que enfrían la vida. Mi sangre se empantana con el escalofrío del sin deseo; mis ojos vuelven a ver espectros en la añoranza; la brújula se vuelve loca entre maletas incompletas y relojes demasiado impacientes. Me quedo en el andén de una estación apuntalada esperando sin espera. Me olvide tomarme las pastillas de la vida y ya no suenan campanas que me hacían brincar como chotilla moviendo la quietud de la hierba.

Duele

Duele que se haga de día 
y ver que durante la noche
has caminado por un estercolero
sin verlo ni notarlo
y estar rodeada de basura
que no sirven para nada .

Montañas de vivencias
desechables, sin reciclaje,
te cortan el paso
sin avance posible.

Duele y te sientes estúpida.

Pero te das cuenta
que no caminas sola ,
muchos otros caminan de vuelta
con el amanecer,
y vas equipada
para dejar atrás
tus despojos.