Ir al contenido principal

Cuando la civilización se convierta en colina.





Cuando la civilización,
que hoy se desmorona
se convierta en colina,
buscadores  de tiempos pretéritos
encontrarán minúsculos
 trozos de tejas y pilares;
y   reconocerán por su ADN 
 nuestras huellas.
Sabrán  que deshabitamos
pueblos, pequeños núcleos,
para respirar  el tubo de escape
de una locura colectiva.

Ávidos depredadores,
nos desprendimos de raíces
que no eran suficiente
para saciar nuestro afán.
 Arruinamos el planeta,
 exterminamos las razas,
y  dejamos  que los niños
agonizaran  y murieran de hambre.
Verán tanto horror, tanto,
que cesarán en la tarea
de   buscar el origen
de la raza humana

Permanecerá oculto
sin lápida  y sin flores
e inventarán un mito
que silencie el fracaso.

Foto Goyo Hueso. 

Comentarios

Grupo Ômega Centauro ha dicho que…
Gostei muito do seu blog ! :D
Também tenho um blog onde post poesias porém não são de minha autoria, quando puder de uma passadinha lá
http://aultimadosedevc.blogspot.com.br/
Abraços
Alicia María Abatilli ha dicho que…
Momento difícil, sólo algunos como vos, mirarán desde esa colina y tendrán la posibilidad de recomenzar.
Anónimo ha dicho que…
Me gusto tu texto.
La Iguana cegada ha dicho que…
muy muy bueno,temía hallar la rima barata de siempre.
marilo ha dicho que…
precioso!

Entradas populares de este blog

La niebla

La niebla es muy densa por la carretera
pero tu conduces tu vida , recuerda,
yo solamente te puedo ayudar.

Mas si decides continuar en la niebla,
yo te prestaré mis faros antiniebla,
no puedo dejarte en total oscuridad.

Aunque seguiré insistiendo discretamente
para que busques un paisaje diferente,
ascendiendo a la cumbre
y dejándola atrás.

Pero sea tu decisión la que sea,
no olvides que siempre me tendrás.

Foto Goyo Hueso

Duele

Duele que se haga de día 
y ver que durante la noche
has caminado por un estercolero
sin verlo ni notarlo
y estar rodeada de basura
que no sirven para nada .

Montañas de vivencias
desechables, sin reciclaje,
te cortan el paso
sin avance posible.

Duele y te sientes estúpida.

Pero te das cuenta
que no caminas sola ,
muchos otros caminan de vuelta
con el amanecer,
y vas equipada
para dejar atrás
tus despojos.

De vez en cuando.

De ves en cuandolas nubes descienden y sus estratos me atraviesan como puñales; pasan de largo, pero me dejan heridas de ausencias que enfrían la vida. Mi sangre se empantana con el escalofrío del sin deseo; mis ojos vuelven a ver espectros en la añoranza; la brújula se vuelve loca entre maletas incompletas y relojes demasiado impacientes. Me quedo en el andén de una estación apuntalada esperando sin espera. Me olvide tomarme las pastillas de la vida y ya no suenan campanas que me hacían brincar como chotilla moviendo la quietud de la hierba.