Ir al contenido principal

Naciste con SIDA




Naciste con SIDA


Hablan tus ojos,
y tus retinas de ángel reflejan
tu inocencia frustrada.

Víctima  de un silente holocausto es
tu mirada, que ahora se pierde en el misterio
de algunos genes  asediados
que controlan tu vida,
 privándote del  asombro que espera
al final del bagaje.
Flor de cactus,
  floreces un día  solamente 
-inmensamente hermosa-
para no ser  olvido .

Milagros.

Foto Victoria Sanjuán.

Comentarios

BruxBrunnie ((B.G.E)) ha dicho que…
Siempre me haces pensar en nuestro lado humano, para bien y para mal,mientras escribo esto, mientras lo estés leyendo, habrá gente sufriendo...¿acaso no nos pesa en el fondo de la mente?quiero decir, es como una rémora que llevamos a cuestas, una culpa culpable que en el fondo no es nuestra...¿cuánto nos han robado?¿cuánta paz, cuanta dignidad, cuánta grandeza?...por cierto,muchas gracias por tu comentario... en la última entrada he colgado un poema "La Guerra Prometida" que debido a la línea que sigues normalmente tal vez te interese...un saludo, Milagros,me has dejado pensando en los ojos de ésa niña...
Anónimo ha dicho que…
Es un poema estremecedor...donde el silencio habla más que las palabras, como debe ser, el grito atronador hace que nos deslicemos por un senda sin retorno donde los versos nos apresan con ocultos campanarios...y la razón deja de ser existencia...y deja que la demencia sea el centro del poema.

Luis Ángel Marín Ibáñez
María Socorro Luis ha dicho que…

Eres paloma
de vuelo tan fugaz,
niño de humo...

Un abrazo fuerte, Milagros.
Herminia Martínez ha dicho que…
Milagros, me gustaría hacerle reflejar mi gran admiración. Me encantan sus poemas, en especial este. Doy gracias al mundo por tener gente como usted que nos haga disfrutar con palabras, gracias.

Entradas populares de este blog

Duele

Duele que se haga de día 
y ver que durante la noche
has caminado por un estercolero
sin verlo ni notarlo
y estar rodeada de basura
que no sirven para nada .

Montañas de vivencias
desechables, sin reciclaje,
te cortan el paso
sin avance posible.

Duele y te sientes estúpida.

Pero te das cuenta
que no caminas sola ,
muchos otros caminan de vuelta
con el amanecer,
y vas equipada
para dejar atrás
tus despojos.

La niebla

La niebla es muy densa por la carretera
pero tu conduces tu vida , recuerda,
yo solamente te puedo ayudar.

Mas si decides continuar en la niebla,
yo te prestaré mis faros antiniebla,
no puedo dejarte en total oscuridad.

Aunque seguiré insistiendo discretamente
para que busques un paisaje diferente,
ascendiendo a la cumbre
y dejándola atrás.

Pero sea tu decisión la que sea,
no olvides que siempre me tendrás.

Foto Goyo Hueso

APROVECHO MIS LETRAS.

Aprovecho mis letras para acariciar,
para besar,
para provocar sonrisas:
Como medio para llegar en la distancia. Pero sobre todo,para no alejarme yo
o volverme yerma,
aprovecho mis letras. Milagros Morales.