Ir al contenido principal

Pregón de primavera


Mi suelo sigue verde
a pesar de que mi refugio se haya hundido 
y mis ramas
 expresen  la  ausencia  con  su desnudez.

Sigue verde
 aunque el muérdago sea  un ocupa
 de mi  sitio;

porque a veces ,

 aunque me siento un olivo  centenario
 sin otra expectativa,
soy también un almendro vigilante,
pregón de  primavera.

MiLaGrOs




Comentarios

María Socorro Luis ha dicho que…

La naturaleza, tema recurrente e importante en tus bellos poemas.

Abrazo, poeta
Roque Soto ha dicho que…
Un abrazo, Milagros.
Hoy he puesto uno de tus versos en gallego.

Un abrazo
Ruben Callejas ha dicho que…
Me encanto tu poesía , pensar en verde , en juventud , en florecimiento , en plenitud , en seguir , en no claudicar aunque por momentos uno sienta eso , gracias por la poesía . Te dejo un abrazo , desde hoy te empiezo a seguir , y si un día tenes ganas y tiempo , te dejo la dirección de “Les dije que me llevaran al médico “ blog de poesía www.rubendariocallejas.blogspot.com.ar
Titania ha dicho que…
Me encantan tus metáforas de la vida.
Ya que la vida no es otra cosa que pura metáfora.
Es extraordinario cómo lo expresas.
Irene07 ha dicho que…
El poema es precioso, Milagros tienes un don para la poesia!!
Josefita ha dicho que…
Me gusta todo lo escrito por ti y te admiro recibe un saludo andalus
Josefita ha dicho que…
Me gusta todo lo escrito por ti y te admiro recibe un saludo andalus

Entradas populares de este blog

APROVECHO MIS LETRAS.

Aprovecho mis letras para acariciar,
para besar,
para provocar sonrisas:
Como medio para llegar en la distancia. Pero sobre todo,para no alejarme yo
o volverme yerma,
aprovecho mis letras. Milagros Morales.

Duele

Duele que se haga de día 
y ver que durante la noche
has caminado por un estercolero
sin verlo ni notarlo
y estar rodeada de basura
que no sirven para nada .

Montañas de vivencias
desechables, sin reciclaje,
te cortan el paso
sin avance posible.

Duele y te sientes estúpida.

Pero te das cuenta
que no caminas sola ,
muchos otros caminan de vuelta
con el amanecer,
y vas equipada
para dejar atrás
tus despojos.

MIL EXCUSAS.

No quiero que mi casa se enfríe
pero invento mil excusas
 para abrir mi puerta.
Luego protesto cuando el aire
 se apodera de mi calma.

Mas yo guardo la llave
para no extraviarla
a la vez de que me quejo
del desorden.