Ir al contenido principal

Infusiones de amapola





Mi herida está húmeda
y con el calor de la fiebre
vuelven las brumas.
Desaparece el horizonte,
la orientación, la perspectiva,
los colores...Mis ojos
no tienen antiniebla;
todo es una masa informe.
Se que más arriba hay prados
con sol de primavera;
las neblinas son un falso techo
de un tramo discontinuo.

Prepararé para los pájaros
infusiones de amapola.




Foto. Milagros

Comentarios

Maat ha dicho que…
Hola Milagros.

Afortunadamente las brumas desaparecen y el sol vuelve abrillar.

Es un poema trsite pero con una belleza especial.

Un abrazo.

Maat
Adolfo Payés ha dicho que…
Perdón por mi ausencia de estos días.. no me siento muy bien de ánimos.. Ya mas tranquilo me pondré al día con sus blog.. mas adelante.
Lo siento.

Un abrazo
Saludos fraternos..
reltih ha dicho que…
esas infunciones son esperanzadoras.
besos
Anouna ha dicho que…
Aunque mil nubes,y quinientas más sobre ellas, estuvieran en el cielo nublando toda la vista. Que bueno es saber y saber muy bien, que sobre todo eso, hay un sol brillando, y en la altura de la montaña hay prados verdes, y quizá hasta unos pájaros revoloteando. Un falso techo, una fiebre, una herida, no sean impedimento para seguir teniendo esperanza siempre.

Creo que también haré una infusión de amapolas, pero...para mí.

Besos que vienen enlazados a un abrazo.,
Anouna
Antonio del Camino ha dicho que…
"...Mis ojos / no tienen antiniebla", dices. Pero sí lo tienen: tus versos, que disipan la sombra y acercan luz. Muy bello texto, Milagros.

Un abrazo.
Ardilla Roja ha dicho que…
Hola Milagros:

Qué sería de nosotros sin la seguridad de que el sol vuelve a brillar.

Bello y nostálgico poema. Me han gustado las infusiones de amapola.

Un abrazo
Ana ha dicho que…
Milagros...Me ha encantado...A pesar de que es algo triste, no por ello deja de ser bello.

Muchos besitos preciosa.
Cris Gª. Barreto ha dicho que…
Querida Milagros:

Ciertamente por encima de la neblina que todo lo emborrona existe un paraiso.
Me ha encantado tu poema.

Felicidades amiga.

Recibe un beso con todo mi cariño.

Cris.
Manolo Jiménez ha dicho que…
Nunca podemos dejar de pensar que la solución está al final del camino.

Este poema es un bello canto a la esperanza, terriblemente bello, demoledor.

Abrazos.
Marian Raméntol Serratosa ha dicho que…
Cuidado mi querida Milagros, que la amapola es una adormidera, no vaya a ser que los pobres pájaros no puedan arrancar el vuelo tras tomarse tu infusión, jeje.

A parte de la broma, el poema muestra sea delicadeza de la que siempre haces gala.

Un beso
Marian
anabel ha dicho que…
A pesar de la tristeza se vislumbra el sol por encima de la niebla.
Siempre la esperanza...
Un abrazo.
Rezgo Reis ha dicho que…
Os invito a seguir mi nuevo blog de poesia http://rezgoreis.blogspot.com
Infusión de amapola, para tener con nosotros siempre la esperanza, pese a todo en el sendero de la vida.

buenas letras.

un abrazo

Maite
Juan Hurtado ha dicho que…
Muy bueno tu blog.
Te invito a que pases por el mío.

Un blog que pretende dar una mirada crítica sobre poesía y prosa.

http://buscandoaswann.blogspot.com/

Los esperamos!


Buscando a Swann
Ana Márquez ha dicho que…
Maravilloso, maravilloso, maravilloso...

Recuerda que tu alma sí tiene antinieblas, los ojos no lo son todo.

Un beso, mi arma ;-)
María Laura ha dicho que…
LA NIEBLA, SIEMPRE ES MAL PRESAGIO,

TODO LO OSCURECE, HASTA EL BRILLO DE LOS OJOS MAS BELLOS.
caracola ha dicho que…
Aunque no podamos verlas a veces, las certezas siempre están ahí.

Bellas letras siempre, Milagros.

Un abrazo.
KUBAN ha dicho que…
Sigue caminando: saldrás de la niebla como bien dices. Un abrazo.
MarianGardi ha dicho que…
las neblinas son un falso techo de un tramo descontinuo...
Genial este tramo, es para enmarcarlo Milagros.
Muchos besos
Pedro F. Báez ha dicho que…
Milagros, detrás de las negras nubes o de la densa niebla, está el sol. Da de beber a tus pájaros, que ya se disipará la neblina y verás tus propios prados reverdecidos y florecidos en la eterna primavera de tu imaginación. Abrazo fuerte para ti, amiga mía.
María Socorro Luis ha dicho que…
Precioso, con ese final mágico.

Una bella amapola para ti.

Soco
Rodolfo Cuevas ha dicho que…
MiLaGroS querida:
Pasando a saludarte, tomé de tus infusiones y me gustaron...
Un cálido abrazo, amiga.
Anónimo ha dicho que…
Me estoy bebiendo una infusión de flores y frutos. Quién fuera pájaro para beber tu infusión de amapolas, pero ya me empapó tu encantador poema.Bsssss.Ana
Rezgo Reis ha dicho que…
os invito a visitar mi blog en racimo y de uva pisada rojo arde.
http://rezgoreis.blogspot.com
Perfecto ha dicho que…
Lo de las infusiones de amapola es sumamente sugerente. Es un remate colorista, delicado y precioso.

Ha sido un recibimiento a tu blog, diria yo, de terciopelo rojo. Me he sentido como un divo que llega recien puesta la pasarela.

Enlazo contigo. No quiero perderme ni una sola infusión mas.

Un saludo cordial.
azrael ha dicho que…
Yo también quiero infusiones de amapolas, por fa, invítame.

Beberemos con los pájaros en vasos color esperanza. Un abrazo amiga.
Luisa Arellano ha dicho que…
¡¡Qué final, Milagros, qué final!!

Te aplaudo, poeta.
ruben ha dicho que…
Un poema excelente, con una metáfora , un verso final sublime.
Besos

Entradas populares de este blog

Saborear el presente

Volver a saborear el presente
como un manjar
y comunicarte sin cobertura.
Iniciar el descenso
dejándote llevar por la corriente
sin oponer resistencia . Atreverse con nuevas fragancias ,
texturas y sabores.
Decir NO a los platos mal condimentados.
Elegir miel de ternura.

De vez en cuando.

De ves en cuandolas nubes descienden y sus estratos me atraviesan como puñales; pasan de largo, pero me dejan heridas de ausencias que enfrían la vida. Mi sangre se empantana con el escalofrío del sin deseo; mis ojos vuelven a ver espectros en la añoranza; la brújula se vuelve loca entre maletas incompletas y relojes demasiado impacientes. Me quedo en el andén de una estación apuntalada esperando sin espera. Me olvide tomarme las pastillas de la vida y ya no suenan campanas que me hacían brincar como chotilla moviendo la quietud de la hierba.

Duele

Duele que se haga de día 
y ver que durante la noche
has caminado por un estercolero
sin verlo ni notarlo
y estar rodeada de basura
que no sirven para nada .

Montañas de vivencias
desechables, sin reciclaje,
te cortan el paso
sin avance posible.

Duele y te sientes estúpida.

Pero te das cuenta
que no caminas sola ,
muchos otros caminan de vuelta
con el amanecer,
y vas equipada
para dejar atrás
tus despojos.