Ir al contenido principal

No hay retorno ante la cumbre.



Mi corazón es una cuesta
por la que asciendo con la respiración
entrecortada.
Mi aliento no puede con el viento gélido
y se empañan mis pasos.
Pero no hay retorno ante la cumbre.



Foto Milagros

Comentarios

Antonio del Camino ha dicho que…
Milagros, me gustan estos poemas que vienes colgando últimamente: breves, aparentemente sencillos y cargados de reflexión y belleza. En este caso, todo él, rotundo.

Un abrazo.
Esencia ha dicho que…
Nada más dificil e importate a su vez conocerse el corazón propio y desde la firmeza hacerlo digno.

Me fascinó como lo expresaste.

De nuevo, tu amiga esencia.
Marian Raméntol Serratosa ha dicho que…
El poema lo sabe bien, no hay retorno, nunca lo hay...

Un besazo
Marian
Edurne ha dicho que…
censo, ya no hay vuelta de hoja, no hay retorno.
La vida es un camino de dirección única.
Sólo queda seguir, seguir, no vale retroceder, querer volver atrás...

Muy bueno!

Besitos desde la orilla recuperada!
Cecy ha dicho que…
Son buenos pasos.

:)



Besitos.
Edurne ha dicho que…
Este ordenador, o el servidor o... me tienen hartita!
Me he tirado casi una hora intentando publicar un comentario, y ahora que sale... va y se come la primera parte! Grrrr!

Decía yo que "Cuando se inicia un ascenso, ya no hay vuelta de hoja..."

Pues, eso...!
gustavo ha dicho que…
el ascens0, ese ascens0 perseguid0, n0 cre0 que...n000, t0d0 tiene...
leches, inici0 frase y me viene su c0ntrapartida en seguida...
asi que en ...jajaj...enc0ntre a s0luci0nnnn
A L0 HECH0 PECH0
est0 me ha sugerid0 tu p0ema
medi0 bes0
sam rock ha dicho que…
Siempre queda el consuelo de llegar al pico, y desde lo más alto chillar como hace el lobo desde la montaña durante la noche.

Un aullido, perdón un fuerte abrazo

Si pasas por mi blog, ahí está tu Compás de versos.
Luisa Arellano ha dicho que…
Siempre adelante, a pesar de todo, nunca deben asustarnos las cuestas.


Un beso grandote.
Gaspar II ha dicho que…
Mmmmmm, yo creo que si hay retorno, solo que a veces no deseamos volver.

Un abrazo

Gaspar
MarianGardi ha dicho que…
Subimos cuestas y lo que haga falta Milagros.
Eso si, con mucha fuerza.
Besicos mi maña
caracola ha dicho que…
Es en las cumbres donde se aprecian las mejores vistas. ¿Quien se vuelve despues del esfuerzo...?

Bello como siempre, Milagros.

Un abrazo.
reltih ha dicho que…
"Mi corazón es una cuesta
por la que asciendo con la respiración
entrecortada."
ésto es hermoso.
besos
incal ha dicho que…
No conocía este lugar donde se conjuga buena poesía con buenas imagenes.
Un placer pasar por aqui.
Estare visitandote.

Desde Montevideo.
Luis
Pedro F. Báez ha dicho que…
Milagros, en la cumbre te espera el aire fresco que calmará tu respiración entrecortada y te dará vigor para bajar por la otra ladera. Tómate un tiempo para descansar y admirar el paisaje desde tu altura. Luego, ¡adelante y a bajar! Que hay que labrar los campos, cosechar y recoger los frutos de tanto trabajo y así nos regalarás aún más y mejor de tu inagotable canasta creativa. Abrazos.
Manolo Jiménez ha dicho que…
La voluntad de llegar es bastante mayor que todos los impedimentos que encuentres en el camino.

Por eso no hay retorno.

Abrazos.
GOGO ha dicho que…
no hay retornoo..la vida es un viajee para adelanteee...

lindo leerte amiguitaaa..!!

mi cariñoooo siempree cercaaa..!!
Anouna ha dicho que…
Tu corazón es muy valiente, esforzado y tenaz, déjalo ir hacia arriba aunque le tome todo ese tamaño esfuerzo. Es mejor siempre ir hacia arriba, que bajar a las profundidades. Y quien quiere bajar nuevamente, cuando ya se ha llegado a la cima? No, no hay retorno desde ahí.

Un beso, y otro más amiga mía.

Anouna
Ío ha dicho que…
He encontrado tu blog en medio de una búsqueda azarosa de letras desconocidas.
He leído, absorbiendo de tus letras como el sediento que bebe de una fuente.
Me quedo a tu vera, degustando tus palabras.
Saludos, Milagros
Ío

Entradas populares de este blog

SOL Y SOMBRA

Sol y sombra conviven  en mi  disputándose el cielo,  pero nada ni nadie puede  alcanzar ese espacio  que tengo en heredad Desde .él me asomo a la miseria  de la humanidad que me aborda  viendo como naufragan todos  los desvarios.



Saborear el presente

Volver a saborear el presente
como un manjar
y comunicarte sin cobertura.
Iniciar el descenso
dejándote llevar por la corriente
sin oponer resistencia . Atreverse con nuevas fragancias ,
texturas y sabores.
Decir NO a los platos mal condimentados.
Elegir miel de ternura.

De vez en cuando.

De ves en cuandolas nubes descienden y sus estratos me atraviesan como puñales; pasan de largo, pero me dejan heridas de ausencias que enfrían la vida. Mi sangre se empantana con el escalofrío del sin deseo; mis ojos vuelven a ver espectros en la añoranza; la brújula se vuelve loca entre maletas incompletas y relojes demasiado impacientes. Me quedo en el andén de una estación apuntalada esperando sin espera. Me olvide tomarme las pastillas de la vida y ya no suenan campanas que me hacían brincar como chotilla moviendo la quietud de la hierba.