Ir al contenido principal

Desilusión



Un cambio brusco de temperatura
ha descontrolado mi termómetro
y estoy acorchada, anestesiada,
dentro de  una pira de leña mojada
que no arde ni siquiera humea.
Todo es vano:
El recuerdo, el encuentro,
 la noche, el día,
 el otoño el invierno,
 la  muerte, la vida….
Soy esa hoja que forma parte
de la rama partida en el suelo
con los días contados. 

Sin embargo respiro, esto si es un milagro.  

Foto Milagros


Comentarios

Nela ha dicho que…
Felicidades por este Blog hecho poesia.
besos
nela
izara ha dicho que…
No! todo no es vano.
Solo somos nosotros,
los que a veces contemplamos,
sin luz en la mirada,
la noche, que ha de arroparnos.

Un abrazo Milagros.
Seroma ha dicho que…
vaya!!! veo que hoy estamos atacados todos por el mismo gnomo inspirador.... mi S.E.U.O tiene algo de lo tuyo... o al reves...
Gaspar II ha dicho que…
¿Qué hacer con esos cambios bruscos de temperatura que a todos algún día nos afectan?, pues nada, solo vivirlos, lo importante es seguir respirando.

Besos
Pedro F. Báez ha dicho que…
¡Eres La Milagros! La leña se secará y podrán arder otros fuegos. Si hay agua, también hay oxígeno. Recuerda que eres pez, y respira por tus branquias. Un beso y un abrazo, Milagros querida.
sam rock ha dicho que…
Respira hondo,Milagros, y sal fuera. Camina hacia el aire puro de las montañas que dejan atrás ese oscuro bosque.

Un abrazo
MarianGardi ha dicho que…
No es todo vano, no.
Tampoco lo es tu poesía aunque es triste, muy triste.
Besos

Novedades sobre el IV Encuentro de poesía en Red en Granada Primavera 20011

http://ivencuentrodepoesiaenred.blogspot.com/
Cecy ha dicho que…
Respirar es un milagro.
Intentemos disfrutar mas...

Un beso querida!

Entradas populares de este blog

SOL Y SOMBRA

Sol y sombra conviven  en mi  disputándose el cielo,  pero nada ni nadie puede  alcanzar ese espacio  que tengo en heredad Desde .él me asomo a la miseria  de la humanidad que me aborda  viendo como naufragan todos  los desvarios.



Saborear el presente

Volver a saborear el presente
como un manjar
y comunicarte sin cobertura.
Iniciar el descenso
dejándote llevar por la corriente
sin oponer resistencia . Atreverse con nuevas fragancias ,
texturas y sabores.
Decir NO a los platos mal condimentados.
Elegir miel de ternura.

De vez en cuando.

De ves en cuandolas nubes descienden y sus estratos me atraviesan como puñales; pasan de largo, pero me dejan heridas de ausencias que enfrían la vida. Mi sangre se empantana con el escalofrío del sin deseo; mis ojos vuelven a ver espectros en la añoranza; la brújula se vuelve loca entre maletas incompletas y relojes demasiado impacientes. Me quedo en el andén de una estación apuntalada esperando sin espera. Me olvide tomarme las pastillas de la vida y ya no suenan campanas que me hacían brincar como chotilla moviendo la quietud de la hierba.