Ir al contenido principal

Hasta aquí




He llegado hasta aquí  podado y despojado;
con mi piel rugosa y áspera
 de tantos días.
Mi tierra está baldía y apenas unas hierbas
son  recuerdo.
Me he retorcido tanto,
 quizá por subsistencia,
que ya enderezarme me hace daño.
Me siento solo, abandonado, lejos…
Sin embargo,
te miro  antes que te cubra el velo
 de tus nubes de aire;
 y veo tus cumbres del color de mis flores.


Foto Francisco Sánchez



Comentarios

María Socorro Luis ha dicho que…
Qué bellísimo poema, personificando al árbol y a su entorno.
Tu sensibilidad con la naturaleza es de aplauso.

Muxus mila.
BENHUMEA ha dicho que…
Wow Mila¡

Sin sonar demasiado exagerada, bien podria decir que esa fotografia habla, todo un acontecimiento¡

Mil besos. Te leo.
Seroma ha dicho que…
excelente conjundo de imagen y palabras....
Pedro F. Báez ha dicho que…
Me asusté al leer el título desde mi bitácora, pero el susto se ha convertido en gran regocijo. Este poema es de esos poemas tuyos pegados a la tierra, donde todo se percibe, se vislumbra, se huele, se toca y se vive. Es precioso, Milagros. Das vida al árbol y a la naturaleza y a todo cuanto te rodea. Eres maga y eres diosa. Eres POETA. Un abrazo, linda, que me tienes todo erizado de pies a cabeza con esta belleza.
Noray ha dicho que…
Es una auténtica joya esa simbiosis que existe entre imagen y poema.


Es cierto que duele y hace daño tanta soledad.



Un abrazo.
MarianGardi ha dicho que…
El mimetismo de fundirse con la Naturaleza, como tù para ello eres única!
Bellisimo poema!!

Muchos besos mi querida Milagros y que la sabia del árbol te acompañe siempre.
Victoriana Díaz ha dicho que…
Bonito paisaje y bello poema.
Nunca hay tiera baldía amiga Milagros. Si, tierra sin cultivar.
En tu caso tierra labrada de bonitas letras y frondosos versos.
Mi abrazo.
Jorge Encinas Martínez ha dicho que…
Ya sé que me repito en mis comentarios, pero me gustan mucho esos poemas tuyos, Milagros, en que tomas la excusa de la naturaleza para hablar de mucho más, para ir hasta el fondo de la naturaleza humana y contarlo con unas palabras sencillas.
Un abrazo
sam rock ha dicho que…
Un abrazo, Milagros, y buen fin de semana.
Paqui Quintana Vega ha dicho que…
Hola.Me ha gustado mucho este poema. Aunque la imagen es muy linda, mientras leía, yo imaginaba que era un hombre maduro es que hablaba...quizás, a un amor más joven.
Saludos.
Ricardo Miñana ha dicho que…
Siempre es un gusto pasar a leer tus bellos poemas.
que tengas un feliz fin de semana.
un abrazo.
Leo ha dicho que…
Gracias, querida amiga, por tan magnífico poema a ese retrato de la naturaleza que tu bien sabes dibujar con tan excelentes versos.

Abrazosssssss

Leonor.

Entradas populares de este blog

Saborear el presente

Volver a saborear el presente
como un manjar
y comunicarte sin cobertura.
Iniciar el descenso
dejándote llevar por la corriente
sin oponer resistencia . Atreverse con nuevas fragancias ,
texturas y sabores.
Decir NO a los platos mal condimentados.
Elegir miel de ternura.

De vez en cuando.

De ves en cuandolas nubes descienden y sus estratos me atraviesan como puñales; pasan de largo, pero me dejan heridas de ausencias que enfrían la vida. Mi sangre se empantana con el escalofrío del sin deseo; mis ojos vuelven a ver espectros en la añoranza; la brújula se vuelve loca entre maletas incompletas y relojes demasiado impacientes. Me quedo en el andén de una estación apuntalada esperando sin espera. Me olvide tomarme las pastillas de la vida y ya no suenan campanas que me hacían brincar como chotilla moviendo la quietud de la hierba.

Duele

Duele que se haga de día 
y ver que durante la noche
has caminado por un estercolero
sin verlo ni notarlo
y estar rodeada de basura
que no sirven para nada .

Montañas de vivencias
desechables, sin reciclaje,
te cortan el paso
sin avance posible.

Duele y te sientes estúpida.

Pero te das cuenta
que no caminas sola ,
muchos otros caminan de vuelta
con el amanecer,
y vas equipada
para dejar atrás
tus despojos.