sábado, 20 de noviembre de 2010

Hasta pronto

Voy a ausentarme por unos días .  Espero encontraos a mi vuelta. Disculpad  si últimamente no os he visitado. Necesito un descanso para  ordenarme  y reorganizarme. Siempre  tengo en mi corazón el cariño que recibo de todos.  En mi vida hay un antes y un después  desde la apertura de este blog  que me ha  dado tantas alegrias y satisfacciones.  Espero volver pronto. ¡¡ GRACIAS!!

Estaré por aquí.






jueves, 18 de noviembre de 2010

Hasta aquí




He llegado hasta aquí  podado y despojado;
con mi piel rugosa y áspera
 de tantos días.
Mi tierra está baldía y apenas unas hierbas
son  recuerdo.
Me he retorcido tanto,
 quizá por subsistencia,
que ya enderezarme me hace daño.
Me siento solo, abandonado, lejos…
Sin embargo,
te miro  antes que te cubra el velo
 de tus nubes de aire;
 y veo tus cumbres del color de mis flores.


Foto Francisco Sánchez



martes, 16 de noviembre de 2010

Hago con mi corazón un vaporetto



Hago  con  mi amor un vaporetto
que llega a todos mis rincones.
Limpio así mis telarañas….
y te esfumas.


Foto Goyo Hueso









domingo, 14 de noviembre de 2010

La meta





Si no fuera porque te he visto despejado,
no sabría que hay detrás
 de esas nubes de viento.
Entonces:
 ¿Cual es mi mérito si sé la meta?
Aunque a veces,
 saber hacia donde has de ir
 o a dónde vas,
 es lo más duro.
Y la meta,
no nos quita el esfuerzo
 ni el misterio del camino.


Foto Milagros

jueves, 11 de noviembre de 2010

Cumpleaños de la poeta.




Foto Goyo Hueso





Podría desear que fuera primavera
este doce de noviembre.

Podría pedir que las ostras
se convirtieran
para ti en perlas.

Podría pedir que los peces
mudaran por ti
sus colores.

Podría bordar con metáforas
un mantel como aquel que atesoras
para honrar y festejar este día
que es tuyo
como ningún otro.

Podría hacer tanto...
pero prefiero
dedicarte este poema y proclamar en un verso
que somos —ante todo—
hermanos de senda.









Amiga, doy gracias a Dios por conocerte, ya sabes todo lo que te quiero, lo que te admiro, y la inmensa amistad que nos une a tanta distancia. Ya ambas sabemos que mar, montañas y kilómetros no son impedimento alguno para estar así de unidas, y espero sea por siempre así.
Eres una bella persona, una poeta grandiosa, llena de talento y es genial poder compartir junto a ti tantos y tantos momentos. Dios bendiga grandemente tu vida y nos conceda que por mucho tiempo sigamos juntas.





Que seas Feliz hoy y siempre
Buen aniversario.
La foto la hice yo.
Un cálido abrazo

Marian Gardi. http://www.mariangardi.blogspot.com/

miércoles, 10 de noviembre de 2010

Acuse de recibo


Bosque recibido.


Me ha llegado muy bien embalado,
con todas sus tonalidades intacta.
Agradezco vida este regalo:

“Un otoño florido”

Brindo por ti con el agua de sus riachuelos,
y como una corza lo recorro.

Con él me mandas raíces de marino de monte,
de trovador de sueños.

He preparado una inmensa carpa
para preservarlo del invierno,
y que ningún viento lo desnude.

En él te quiero cada día.


Foto Goyo Hueso.













lunes, 8 de noviembre de 2010

Desde mis rejas









El fuerte viento aceleró el proceso,
y el otoño en el  suelo despierta.
Solamente las hojas perennes
 resisten su embestida.
Ha sido un derroche
para morir danzando;
Como un atardecer ante la noche
- ardor  sin llama-.
Llueve, con tanta fuerza,
que no puedo resguardarme
en mi paraguas.
Por un instante me siento confusa;
no se si soy hoja de pino
o  tal vez de haya.

Pero desde  mis rejas veo el arco iris.


Foto Milagros


domingo, 7 de noviembre de 2010

Desilusión



Un cambio brusco de temperatura
ha descontrolado mi termómetro
y estoy acorchada, anestesiada,
dentro de  una pira de leña mojada
que no arde ni siquiera humea.
Todo es vano:
El recuerdo, el encuentro,
 la noche, el día,
 el otoño el invierno,
 la  muerte, la vida….
Soy esa hoja que forma parte
de la rama partida en el suelo
con los días contados. 

Sin embargo respiro, esto si es un milagro.  

Foto Milagros


sábado, 6 de noviembre de 2010

Se





Siento que la vida
me tira fuerte de ambos brazos
y me rasga en dos.
 Pero aprendo a vivir cada día
con  mi  río sin puente.
SE que dejaré de existir
sin que se junten sus orillas.
 Sólo me queda mirar  la noche
como si fuera un búho


Foto. Goyo Hueso. ( El puente del tiempo)




jueves, 4 de noviembre de 2010

Dueña de nada





No soy dueña de nada;
ni de mis sentimientos.
No debo imponer la nube, el sol o el aire.
El amor hasta el extremo es un suicida.
Quitaré de mi fachada el escudo de armas,
haré con mi silencio un delantal,
respetaré el derroche de la despedida…

No puedo despojarme de lo que no poseo.



Foto Francisco Sánchez.















miércoles, 3 de noviembre de 2010

Con una sonrisa

Cada día me despertaba ,
te miraba, y me enfadaba  conmigo misma.
Así crecías cada vez más y más.
Ahora me despierto, te miro, y me sonrío.
Me calzo las deportivas y me voy  a caminar.
  Ya  no me encierra tu reja.
Ya no eres un  imán.
Y solamente ha sido…¡ Con una sonrisa!


lunes, 1 de noviembre de 2010

Impacto


Y mis ojos aguantaban mi mirada.
El parchìs sin fichas,
no servía para echar una partida al tiempo.
Yo estaba dentro, aún siendo espectadora;
formaba parte de  la provocación y la libertad
de una obra, que no termina  de hacerse nunca.
-La muerte y la vida son amigas
que nos empeñamos en separar-
Ese era el mensaje.
Y la salida,  una chimenea estrecha con humo.
Solamente con humo.

Estaba ahí,
en medio de una pesadilla, despierta;
rodeada de anónimos que me empujaban,
 cruces de tumbas abandonadas, lápidas rotas,
tapas de ataúdes,
y cráneos en vitrinas.
De pronto vi mi ataúd de  niña, desenterrado;
la camisita de hilo que fue mi sudario,
mis zapatitos que no dieron el primer paso;
y fui consciente de la gran mentira
que descompone nuestras vísceras.

Objetos y más objetos, mezclados
sin ninguna relación aparente;
recogidos del vertedero, asilados,
expuestos a la mirada
 de los propios verdugos.
 Las estampas de vírgenes,
 empapelaban mi intimidad;
me observaban desde todos los ángulos,
escaneaban mi inconsistencia,
 mi humanidad caduca y putrefacta.

No dormiré en un lecho en el que el tiempo,
pago  su acomodo.

Con el agua de mi bautismo, mojo mis manos y mi frente.