Ir al contenido principal

El lenguaje del silencio




Aprenderé el lenguaje del silencio
para que  no te espantes
y sigas en  mi  rama;
así disfrutaré de tu canto
 y tu plumaje,
contemplaré tus alas.

Pero que difícil es guardar silencio
cuando  canta el alma.

Te vas  y mi flor se  cae
.



Comentarios

Gaspar II ha dicho que…
Pero quizá ese silencio permitirá que escuches su canto, directo a tu alma.

Besos
Noray ha dicho que…
Es en el silencio
donde se forja la palabra.


Un abrazo.
Javier Domingo ha dicho que…
Al fin y al cabo, el silencio es lo único que se escucha en paz
Un saludo,
RELTIH ha dicho que…
UFFFFF, TAMBIÉN ME CAÍ...
BESOS
Letras y Arte ha dicho que…
Què belleza de fotografìa, y las letras que acompañan, las justas, antes del silencio...
Un beso desde Argentina,
Graciela
MarianGardi ha dicho que…
Cuando no se desea espantar al jilguero, es mejor el silencio.
A veces no sirve ni cantar como él.
Besos amiga
Juan Risueño ha dicho que…
Los dos son hermosos y tienen sus valores. Su sonido y canto han de ser compatibles, y si no, por aquí un toro por allí una vaca.

Un abrazo
Sobre mi ha dicho que…
Es muy bonito eso que escribes.
lina - arte country ha dicho que…
Es cierto el silencio trae muchos beneficios, por eso el sabio calla en cambio el necio habla precipitadamente y comete errores.
Felicitaciones por tu poesía es preciosa.
jose ha dicho que…
...Que dificil es guardar silencio cuando canta el alma...
Me encanta y lo saboreo gracias
Anónimo ha dicho que…
mmm que bonito se escucha y se siente.

Entradas populares de este blog

Saborear el presente

Volver a saborear el presente
como un manjar
y comunicarte sin cobertura.
Iniciar el descenso
dejándote llevar por la corriente
sin oponer resistencia . Atreverse con nuevas fragancias ,
texturas y sabores.
Decir NO a los platos mal condimentados.
Elegir miel de ternura.

De vez en cuando.

De ves en cuandolas nubes descienden y sus estratos me atraviesan como puñales; pasan de largo, pero me dejan heridas de ausencias que enfrían la vida. Mi sangre se empantana con el escalofrío del sin deseo; mis ojos vuelven a ver espectros en la añoranza; la brújula se vuelve loca entre maletas incompletas y relojes demasiado impacientes. Me quedo en el andén de una estación apuntalada esperando sin espera. Me olvide tomarme las pastillas de la vida y ya no suenan campanas que me hacían brincar como chotilla moviendo la quietud de la hierba.

Duele

Duele que se haga de día 
y ver que durante la noche
has caminado por un estercolero
sin verlo ni notarlo
y estar rodeada de basura
que no sirven para nada .

Montañas de vivencias
desechables, sin reciclaje,
te cortan el paso
sin avance posible.

Duele y te sientes estúpida.

Pero te das cuenta
que no caminas sola ,
muchos otros caminan de vuelta
con el amanecer,
y vas equipada
para dejar atrás
tus despojos.