Ir al contenido principal

Poesía social.



He despertado de mi sueño
y estoy sola.
Los que se sentaban en el suelo,
hoy  ocupan sillones;
 ya no revindican, ahora aprueban.

No hay manos unidas ni canciones:
Quedó muda  la libertad sin ira.
El arco iris está en blanco,
en el círculo de la moneda
no hay orillas.

Somos hijos de las contradicciones.


 Óleo de Juan Antonio Galindo

( Pintor granadino)



Comentarios

Anónimo ha dicho que…
Hola, muy bonito tu poema. Quería preguntarte si no sabes quién escribió un poema que empieza así:
"Se está muriendo la noche
sobre desmayos de niebla,
mientras se apaga la turbia
mirada de las estrellas."
RELTIH ha dicho que…
SIEMPRE UN GUSTAZO VISITAR SU ESPACIO.
UN ABRAZO
sam rock ha dicho que…
Nos queda la rebelión; la idea fija de que el fuego purifica.
Noray ha dicho que…
La libertad no está muda. Sólo es que la tienen secuestrada. Quizás sea en la propia contradicción donde se genere la lucha y al fin podamos volver a soñar esos arco iris en el cielo. Como bien lo escribió Gabriel Celaya:

¡A la calle! que ya es hora
de pasearnos a cuerpo
y mostrar que, pues vivimos, anunciamos algo nuevo.


Un abrazo
Javier Domingo ha dicho que…
La sociedad está dormida. Muy bueno
Un saludo,
Seroma ha dicho que…
letras con mucho contenido... adhiero a ellas.
Blue ha dicho que…
Hermoso poema sin duda. Sin duda el conformismo social y el haber dejado nuestros derechos en manos ajenas son problemas importantes sobre los que casi nadie llama nuestra atención.
Juan Antonio Galindo ha dicho que…
Hola Milagros,sinceras palabras,creo que va siendo hora de tomar nota.
Gracias por usar mi obra para tu poema.
Saludos
Juan Risueño ha dicho que…
Todos los partidos, de la ideología que sean, buscan el poder y el poder siempre es de derechas. Fue bonito mientras les duró a los que creían otra cosa.

Con afecto
MarianGardi ha dicho que…
Esta bien el poema de rebeldía.
Yo añado: somos hijos de la contranaturaleza. Del desconcierto, de la insatisfacción.
Muchos besos Milagros

Entradas populares de este blog

Saborear el presente

Volver a saborear el presente
como un manjar
y comunicarte sin cobertura.
Iniciar el descenso
dejándote llevar por la corriente
sin oponer resistencia . Atreverse con nuevas fragancias ,
texturas y sabores.
Decir NO a los platos mal condimentados.
Elegir miel de ternura.

De vez en cuando.

De ves en cuandolas nubes descienden y sus estratos me atraviesan como puñales; pasan de largo, pero me dejan heridas de ausencias que enfrían la vida. Mi sangre se empantana con el escalofrío del sin deseo; mis ojos vuelven a ver espectros en la añoranza; la brújula se vuelve loca entre maletas incompletas y relojes demasiado impacientes. Me quedo en el andén de una estación apuntalada esperando sin espera. Me olvide tomarme las pastillas de la vida y ya no suenan campanas que me hacían brincar como chotilla moviendo la quietud de la hierba.

Duele

Duele que se haga de día 
y ver que durante la noche
has caminado por un estercolero
sin verlo ni notarlo
y estar rodeada de basura
que no sirven para nada .

Montañas de vivencias
desechables, sin reciclaje,
te cortan el paso
sin avance posible.

Duele y te sientes estúpida.

Pero te das cuenta
que no caminas sola ,
muchos otros caminan de vuelta
con el amanecer,
y vas equipada
para dejar atrás
tus despojos.