Ir al contenido principal

Nada que me reviva

Ha llegado la hora
de asumir mí destino.
La melanina dueña
de mi piel madura.
Seré por el viento
conducida a rincones.
Tan corta la caricia
como fría la nieve.

Nada que me reviva.

Foto Goyo Hueso



Comentarios

Ana ha dicho que…
Milagros...Precioso como siempre, y la foto, impresionante.

Muchos besitos guapa.
anabel ha dicho que…
Llegado el momento nada hay que pueda eludir el inevitable destino.
Bellísimas palabras, como siempre.

Un abrazo.
Manolo Jiménez ha dicho que…
Todo llega, el tiempo es inexorable. Pero ¿debemos fijarnos en el paquete solamente y no apreciar el regalo que va dentro?

Craso error.

Abrazos.
M. Angel ha dicho que…
Milagros, la vida es un caminar hacia el destino que espera, no hay vuelta, ni nada que lo cambie.

Abrazo
Antonio ha dicho que…
Hojas otoñales de la piel madura, que da su fruto en la vida. Bonita foto en consonancia con el poema.
Un saludo
María Socorro Luis ha dicho que…
Eres una poeta excelente, capaz de convertir en poesía cualquier matiz de la existencia.
Te felicito una vez más. Con dos besos.

Soco
MarianGardi ha dicho que…
El ciclo ya cumplió su destino en las hojas, ahora toca reciclarse.
Goyo es un verdadero artista de la fotografia, un beso para él.
Muchos para ti con cariño
Leo ha dicho que…
Como la vida, mi amiga Milagros, llega el otoño y todos te arrinconan. Bonita foto y además tienes mucha perspicacia, como ves las cosas en unas simples hojas secas.
Abrazos y besitos
Leonor
Cecy ha dicho que…
Si, un gran abrazo en bandera de la amistad y el afecto.

Besos.
Ana Márquez ha dicho que…
Te noto tristona... De eso nada, ¿eh?

Un ¡muack! enorme para ti.
FRANCISCO PINZÓN BEDOYA ha dicho que…
Poeta, eso es inevitable

Eres dueña de lo que llevas dentro de esa piel

No lo olvides

Un abrazo
Chiqui Abreu ha dicho que…
Vaya, para no tener nada que te reviva destilas fuerza, esa conjunción mágica de alma y cuerpo, convertida en letras!
Hermosa obra!
Besos,
Chiqui.-

Entradas populares de este blog

Saborear el presente

Volver a saborear el presente
como un manjar
y comunicarte sin cobertura.
Iniciar el descenso
dejándote llevar por la corriente
sin oponer resistencia . Atreverse con nuevas fragancias ,
texturas y sabores.
Decir NO a los platos mal condimentados.
Elegir miel de ternura.

De vez en cuando.

De ves en cuandolas nubes descienden y sus estratos me atraviesan como puñales; pasan de largo, pero me dejan heridas de ausencias que enfrían la vida. Mi sangre se empantana con el escalofrío del sin deseo; mis ojos vuelven a ver espectros en la añoranza; la brújula se vuelve loca entre maletas incompletas y relojes demasiado impacientes. Me quedo en el andén de una estación apuntalada esperando sin espera. Me olvide tomarme las pastillas de la vida y ya no suenan campanas que me hacían brincar como chotilla moviendo la quietud de la hierba.

Duele

Duele que se haga de día 
y ver que durante la noche
has caminado por un estercolero
sin verlo ni notarlo
y estar rodeada de basura
que no sirven para nada .

Montañas de vivencias
desechables, sin reciclaje,
te cortan el paso
sin avance posible.

Duele y te sientes estúpida.

Pero te das cuenta
que no caminas sola ,
muchos otros caminan de vuelta
con el amanecer,
y vas equipada
para dejar atrás
tus despojos.