Ir al contenido principal

En las gotas del cristal




El hielo de la noche hace opacas las farolas
y una luz mortecina cadáver al asfalto.
No hay esperanza ante la losa fría
que sepulta la vida.
Poco a poco el frío
hace una pista helada de las venas
y el corazón bombea sólo aire.
El destemple es delirio de estrellas
en las gotas del cristal.


Comentarios

reltih ha dicho que…
profundo, hermoso y reflexivo pensamiento. me encantó.
besos
Angus ha dicho que…
Tenue y dulce poema, como un latido de vida.
MarianGardi ha dicho que…
Por qué no huyes del frío?
Jo, me estoy helando jajaja
Voy a buscar el calorcito del brasero electrico.
Precioso, pero bajo de tono hay que subir el tono y más ahora en estas alegres Fiestas ¡joe! jajaja
Un besico mañica
mariarosa ha dicho que…
¡Waww...!!
Que bello.

Te dire que vi luz y entré, gracias por tan buen recimibiento: tu poesía.

mariarosa
RMC ha dicho que…
Muy bello tu texto, con bonita imagen, propio de estos frios dias de lluvias y nieve.
un placer pasar por tu casa.

Que tengas unas felice fiestas
Feliz Navidad
RMC
RAFAEL LIZARAZO ha dicho que…
Hola, Milagros:

Bello, pero helado poema, cala hasta los huesos.

¡Felices Fiestas!

"En estas navidades
pido al Dios de los cielos,
que todos tus anhelos...
se vuelvan realidades"

Saludos navideños también para los tuyos.

Abrazos.
anabel ha dicho que…
El hielo se mete hasta los huesos, yo tambieen ando hoy en esos pensamientos, pero siempre hay esperanza, siempre llegaran los rayos de sol a templar el cuerpo y el alma, en primavera.

Un abrazo.
Marian Raméntol Serratosa ha dicho que…
Gotas de cristal como pequeñas joyas, Milagros, que hacen del poema un joyero bien nutrido.

Gracias por la participación del número de navidad, llegué tarde, pero se agradece igualmente guapa. Gracias!!

Marian
poemas de ruben ha dicho que…
Un poema que no necesita una foto para darle fuerza.Aquí te has superado.
Un beso
Inzoa ha dicho que…
Muy, muy emotivo, Milagros. Me encanta.
Un saludo.

Entradas populares de este blog

Saborear el presente

Volver a saborear el presente
como un manjar
y comunicarte sin cobertura.
Iniciar el descenso
dejándote llevar por la corriente
sin oponer resistencia . Atreverse con nuevas fragancias ,
texturas y sabores.
Decir NO a los platos mal condimentados.
Elegir miel de ternura.

De vez en cuando.

De ves en cuandolas nubes descienden y sus estratos me atraviesan como puñales; pasan de largo, pero me dejan heridas de ausencias que enfrían la vida. Mi sangre se empantana con el escalofrío del sin deseo; mis ojos vuelven a ver espectros en la añoranza; la brújula se vuelve loca entre maletas incompletas y relojes demasiado impacientes. Me quedo en el andén de una estación apuntalada esperando sin espera. Me olvide tomarme las pastillas de la vida y ya no suenan campanas que me hacían brincar como chotilla moviendo la quietud de la hierba.

Duele

Duele que se haga de día 
y ver que durante la noche
has caminado por un estercolero
sin verlo ni notarlo
y estar rodeada de basura
que no sirven para nada .

Montañas de vivencias
desechables, sin reciclaje,
te cortan el paso
sin avance posible.

Duele y te sientes estúpida.

Pero te das cuenta
que no caminas sola ,
muchos otros caminan de vuelta
con el amanecer,
y vas equipada
para dejar atrás
tus despojos.