Ir al contenido principal

Para la Cenicienta




Para la Cenicienta fué muy especial:
Era la primera vez que se sentía princesa;
pero tenía su ilusión caducidad,
sonó el relog y volvió a su rutina.
Para el principe
quizá,solamente
fué una velada divertida;
pero ella fregó su puchero,
socarrado,
por la ebullición desbordada.




Foto Goyo Hueso

Comentarios

KUBAN ha dicho que…
Tenía caducidad. Vaya forma de ver la famosa historia de Cenicienta. Un abrazo, amiga.
Luisa Arellano ha dicho que…
Me ha encantado esta versión de la Cenicienta y su puchero en ebullición... constante ;)

Besos, artista.
Adolfo Payés ha dicho que…
Me gustó.. original.

Suerte en todo..
Te dejo mis mejores vibraciones de paz para estas fiestas..

Un abrazo
Saludos fraternos..

Que tengas una maravillosa semana..
Rodolfo Cuevas ha dicho que…
Cuanta originalidad:
«Era la primera vez que se sentía princesa...», en verdad, Milagros, algo así debió de suceder...
Felicidades.
Un tierno abrazo.
reltih ha dicho que…
creo que los dos sintieron diferentes sus emociones.(igual a una que no habian sentido)
Ana Álvarez ha dicho que…
Todas hemos sido princesa en algún momento, hasta en los malos; pero hoy en día los príncipes azules ya no galopan sobre un corcel blanco...
Como decía Calderón "la vida es sueño, y el sueño, sueño es", pero soñar es gratis y, en ocasiones, también nos mantiene vivos y felices.

Que tus sueños sigan versa´ndose sobre el papel para deleite de los que te leemos.

Un abrazo fuerte y desde el alma.
María ha dicho que…
Original versión... no sólo me ha encantado sino que además me has sacado una sonrisa. Un fuerte abrazo
Ardilla Roja ha dicho que…
Ay! esas pobres cenicientas siempre entre los fogones mientras los príncipes de pega se divierten a su costa.

Interesante versión.

Un abrazo, Milagros
Samuel Rego ha dicho que…
El último verso es espléndido. Confío que sea un punto y seguido y nos aguarde una segunda entrega con final feliz.
Un besazo.
Anónimo ha dicho que…
esun poema muy corto pero especial
Anónimo ha dicho que…
todas nos hemos sentido princesas en algunos momentos........
Anónimo ha dicho que…
todas nos hemos sentido princesas en algunos momentos........
Anónimo ha dicho que…
me gusta mucho este cuento
Marian Raméntol Serratosa ha dicho que…
Mejor desbordarse que no pasar sin enterarnos...

Besazos
Marian
anabel ha dicho que…
Version llena de ironia, muy original y sarcastica.

Interesantes como siempe tus versos.

Un abrazo.
Muy buena tu poesía, tanto esta como alguna ue se te ha caido por ahí abajo. Un placer caminar sobre tus versos
ALEIVE ha dicho que…
Hola que tal, soy Alejandro Solòrzano , Te interesa poner anuncios de texto en tus blog.
Puedes ganar hasta 50 euros AL MES por cada blog o web.

Le rogamos nos remita los blogs , para poder revisarlos y calcular el nº de entradas aceptadas.



Alejandro Solórzano


Tel: (503) - 74532917



Msn / Messenger : alejandromd5@hotmail.com



Persona de contacto : Oscar Alejandro Solorzano




Saludos cordiales.
Siab-MiprincesaAzul ha dicho que…
excelente forma de escribirlo!!

He paseado por tu blog y me encanta!! asi q si me lo permites me quedo :D

Un beso!! :D

http://siabysusescritosdelalma.blogspot.com
Anouna ha dicho que…
No solamente ha sido así para la Cenicienta, a veces hay más que viven con una ilusión caducada.

Una magia que se termina llegado el segundo. Luego, espera otra vez la misma muralla tiznada donde se pintaron los sueños en carbon.

Me siento identificada cada día más con ese cuento, pero sin final

Abrazos amiga mía
Anouna

Entradas populares de este blog

Saborear el presente

Volver a saborear el presente
como un manjar
y comunicarte sin cobertura.
Iniciar el descenso
dejándote llevar por la corriente
sin oponer resistencia . Atreverse con nuevas fragancias ,
texturas y sabores.
Decir NO a los platos mal condimentados.
Elegir miel de ternura.

De vez en cuando.

De ves en cuandolas nubes descienden y sus estratos me atraviesan como puñales; pasan de largo, pero me dejan heridas de ausencias que enfrían la vida. Mi sangre se empantana con el escalofrío del sin deseo; mis ojos vuelven a ver espectros en la añoranza; la brújula se vuelve loca entre maletas incompletas y relojes demasiado impacientes. Me quedo en el andén de una estación apuntalada esperando sin espera. Me olvide tomarme las pastillas de la vida y ya no suenan campanas que me hacían brincar como chotilla moviendo la quietud de la hierba.

Duele

Duele que se haga de día 
y ver que durante la noche
has caminado por un estercolero
sin verlo ni notarlo
y estar rodeada de basura
que no sirven para nada .

Montañas de vivencias
desechables, sin reciclaje,
te cortan el paso
sin avance posible.

Duele y te sientes estúpida.

Pero te das cuenta
que no caminas sola ,
muchos otros caminan de vuelta
con el amanecer,
y vas equipada
para dejar atrás
tus despojos.