Ir al contenido principal

Me hiciste parir entre dolores.



Me hiciste parir entre dolores
y te llevaste a mis hijos en tus brazos.
No he podido amamantarlos
ni besar su  azúcar,
pero yo los sigo reclamando en sueños;
son parte mía desarraigada.
Iré yo con ellos allá donde se asienten.
Deseo tanto el abrazo
que los hizo posible,
que ando desalmada entre pedregales.
Te he dejado libre y rocío las ascuas.
 Me invade su ceguera. 


Foto Goyo Hueso.

*****




Comentarios

Pedro F. Báez ha dicho que…
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Pedro F. Báez ha dicho que…
Metí la pata en una palabra del primer comentario. Aquí lo pongo, ya corregido:

Milagros, qué profundamente triste y al mismo tiempo, qué innegablemente hermoso este poema tuyo de pérdida y melancolía. Pienso que esos hijos son tus poemas. Porque en realidad, el creador, el poeta, pare sus creaciones, su poesías y no sin pasar por arduos dolores de alumbramiento. Nunca se fueron de ti. Nunca te los quitaron. Están contigo. Forman parte de ti. Tú eres tu poesía y por eso no te pueden quitar los hijos, aunque parezca de esa forma. Hoy ando particularmente sensible y este poema tuyo me ha calado hondo, pero más que con tristeza, con gran sentido de que crear es una de las más grandes responsabilidades de un artista, lo mismo que para una madre es responsabilidad capital cuando trae un hijo al mundo. Te abrazo y si quieres, te acompaño al rescate de esos hijos secuestrados. Muchos besos para ti.
Jorge Encinas Martínez ha dicho que…
Supongo que son tuyos y dejaron de ser tuyos, porque ya son de todos. Y creo que esa ceguera en tí es imposible, como mucho una nube que ciega la luz por un instante.

Un abrazo
Leo ha dicho que…
Esa musa que te inspira se ha apartado de tu vera, llevándose consigo tus hijos forjados por ella, en cualquier momento volverá y a manos llenas y con tus hijos, su semilla engendrarás.

Abrazosssssssssss

Leonor.
gralba ha dicho que…
Al tiempo de parir le sigue el tiempo de soltar, de dejar volar esos hijos que tanto se aman. Darles alas para volar, y admirar ese vuelo , ¡esperando siempre su regreso!
Anouna ha dicho que…
Inmensamente bello!

Esos hijos paridos de sentimientos con tanta alegría como dolor.

Por supuesto el corazón los reclama, y donde vayan una parte nuestra va con ellos. Dejar libre es el primer y mayor acto de Amor...el abrazo siempre se sueña, el vacio es real.

Con toda mi admiración a tu grandeza, te abrazo amiga.

Anouna

Entradas populares de este blog

SOL Y SOMBRA

Sol y sombra conviven  en mi  disputándose el cielo,  pero nada ni nadie puede  alcanzar ese espacio  que tengo en heredad Desde .él me asomo a la miseria  de la humanidad que me aborda  viendo como naufragan todos  los desvarios.



Saborear el presente

Volver a saborear el presente
como un manjar
y comunicarte sin cobertura.
Iniciar el descenso
dejándote llevar por la corriente
sin oponer resistencia . Atreverse con nuevas fragancias ,
texturas y sabores.
Decir NO a los platos mal condimentados.
Elegir miel de ternura.

De vez en cuando.

De ves en cuandolas nubes descienden y sus estratos me atraviesan como puñales; pasan de largo, pero me dejan heridas de ausencias que enfrían la vida. Mi sangre se empantana con el escalofrío del sin deseo; mis ojos vuelven a ver espectros en la añoranza; la brújula se vuelve loca entre maletas incompletas y relojes demasiado impacientes. Me quedo en el andén de una estación apuntalada esperando sin espera. Me olvide tomarme las pastillas de la vida y ya no suenan campanas que me hacían brincar como chotilla moviendo la quietud de la hierba.