Ir al contenido principal

Te recibo.




Te recibo en ropa de faena
sentada en un trono seco,
rodeada de leña partida
que espera a ser quemada.
Entras en mí ,como goteo,
y hacer círculos concéntricos
en mi sangre estancada.
Quisiera salir de esto que siento
pero soy pez y es líquida mi alma.
Necesito  una  buena  pecera,
 para dejar mi agua.


Foto Andrés Rueda




Comentarios

PATRICIA PALLERES ha dicho que…
MUY BUENO ESTE POEMA...TE FELICITO!!!

UN BESITO


PATRY
Qué grata sinestesia, la del agua entrando en la piel, y esas ganas de permanecer...una pecera enorme.
Un lirismo que escapa a los sentimientgos, y aprecia otras emociones más naturalmente sensitivas. Un abrazo. carlos
Anónimo ha dicho que…
HAS SABIDO EXPONER MI SENTIMIENTO COMO TE ENVIDIO
SIHUE ESCRIBIENDO
Anónimo ha dicho que…
Me encantaria saber poesia como tu
Anónimo ha dicho que…
ESTÁ LLENO DE TERNURA Y ME HA ENCANTADO.
Anónimo ha dicho que…
poesia genial de gran categoria
Anónimo ha dicho que…
ME HE SENTIDO MUY IDENTIFICADA CON-TIGO, POR TU SENSIBILIDAD AL COM-
PONER EL POEMA.
Anónimo ha dicho que…
Es hermoso recibir, Pensar y sentirte dentro de la NATURALEZA.
RELTIH ha dicho que…
UFFFFF, MUY METAFÓRICO.
UN ABRAZO
Anónimo ha dicho que…
Nos ha parecido estupendo
Ana Márquez ha dicho que…
Un final redondo :-) Todo el poema lo es. Un beso grande.
Laura Caro ha dicho que…
Si pudiera te regalaría una pecera mágica donde guardar las lágrimas más grandes y convertirlas en sonrisas.
Me gustó mucho el poema, Milagros.
Un abrazo ENORME.
Victoriana Díaz ha dicho que…
Milagr0s magnifico poema que rebosa ternura y sentimiento amiga.
No se, espero equivocarme pero te noto algo desanimada.
¡¡¡Animo!!!
UN BESO
Oréadas ha dicho que…
Precioso poema
Un saludo
Luisa Arellano ha dicho que…
¡Qué bien me vendría a mí también una pecera como la que pides!

Eres mágica, Milagros.
FRANCISCO PINZÓN BEDOYA ha dicho que…
Un saludo desde mi mirada de tus letras

Con mi más grande deseo de que sigas en esta senda poética, un abrazo

Entradas populares de este blog

Saborear el presente

Volver a saborear el presente
como un manjar
y comunicarte sin cobertura.
Iniciar el descenso
dejándote llevar por la corriente
sin oponer resistencia . Atreverse con nuevas fragancias ,
texturas y sabores.
Decir NO a los platos mal condimentados.
Elegir miel de ternura.

De vez en cuando.

De ves en cuandolas nubes descienden y sus estratos me atraviesan como puñales; pasan de largo, pero me dejan heridas de ausencias que enfrían la vida. Mi sangre se empantana con el escalofrío del sin deseo; mis ojos vuelven a ver espectros en la añoranza; la brújula se vuelve loca entre maletas incompletas y relojes demasiado impacientes. Me quedo en el andén de una estación apuntalada esperando sin espera. Me olvide tomarme las pastillas de la vida y ya no suenan campanas que me hacían brincar como chotilla moviendo la quietud de la hierba.

Duele

Duele que se haga de día 
y ver que durante la noche
has caminado por un estercolero
sin verlo ni notarlo
y estar rodeada de basura
que no sirven para nada .

Montañas de vivencias
desechables, sin reciclaje,
te cortan el paso
sin avance posible.

Duele y te sientes estúpida.

Pero te das cuenta
que no caminas sola ,
muchos otros caminan de vuelta
con el amanecer,
y vas equipada
para dejar atrás
tus despojos.