Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de marzo, 2011

Para Marian Gardi

Haré que duerma la minima brisa para que seas eterno reflejo de cimas nevadas y prados abundantes. Las gaviotas vuelas tierra adentro empapadas de la sal de tu historia. Huele a narcisos silvestres tu voz de terciopelo, y hasta en tu sombra nacen flores.
Puerta abierta, abrazo y cielo.
¡¡ Felicidades!!

Contigo

La faz de mi tierra se ha comprimido con la lluvia
y destacan las piedras,
sedimentos que me dejaste en mi piel,

mar, al retirarte
y quedar mi superficie seca.
Ahora ya no soy fondo marino
formo parte de un delta.
Debo labrarme para criar cosecha,
cuando antes, contigo, me surcaban las olas.

Contigo

Mi faz se ha comprimido con la lluvia
y destacan tus piedras en mi piel.
Sedimentos que me dejaste
al retirarte y quedar seca .
Ahora ya no soy fondo marino
formo parte de un delta.
Debo labrarme para criar cosecha.
Contigo, hacían mis surcos las olas.


Dulcinea.

Para  mi amiga Lucia.



En tus rizos se quedaron enredados fantasías y sueños. Con ímpetu se abalanzaron a tu fuente sedientos de vida. Las aspas del molino de viento fueron pájaros.
Fue un instante mágico antes de formar parte de esa tinta que te atraparía eternamente. Era atardecer de primavera y el último rayo de sol se prendió en tus ojos. Él entonces tedijo:" Dulcinea”. Te sonreía. Y tú le contestaste. 

Te recibo.

Te recibo en ropa de faena sentada en un trono seco, rodeada de leña partida que espera a ser quemada. Entras en mí ,como goteo, y hacer círculos concéntricos en mi sangre estancada. Quisiera salir de esto que siento pero soy pez y es líquida mi alma. Necesito una buena pecera, para dejar mi agua.

Foto Andrés Rueda



En carne viva

Me hablan tus silencios, tus ausencias.
La cesta vacía de pan y el jarrón sin flores
me cuentan tus motivos, tus carencias.
Se muy bien cómo sientes , cómo eres.
Esperaré a que la nube gris que se detiene
favorezca una alfombra de emociones silvestres.
Nacerán con asombro inesperado
en otras horas.
Hoy continúan, todavía, en carne viva
las hondas cicatrices de la poda 



Foto Goyo Hueso



Entre los humedales milenarios

Entre los humedales milenarios dejo mi rastro de caracol errante encima de la historia,que antes,   otros construyeron baba a baba. No dejo ninguna sombra a mis espaldas, ni tendré un rostro una vezpase por la  estrecha calle y la luz me acaricie con su terciopelo.
Llevo zapatillas para no hacer eco en su pavimento empedrado.

Foto Francisco Vidal




Nostalgia

Un farol encendido encima de otro fundido y viejo, ilumina mi calle. Y me veo desde el suelo en otra dimensión , envuelta en una gasa traslúcida, difusa… pero sé que camino cuesta abajo, hacia el arco que lleva a la plaza.
Ahora no soy así: Es la ilusión de verme como fui,  recobrar ese tiempo. Pero cuando la esquina doble, ojala le encuentre agazapado y sienta, que aún soy torre

Foto. Francisco Vidal

Todos los días

Todos los días te dejo migas de pan en mi ventana, pero pasas de largo y vuelas hasta el campo removido. Allí desentierras las semillas y te comes la esperanza del verano. No existirán más amapolas; están en su placenta congeladas. Duerme en tu nido en la penumbra. ¡Duerme!
Volveré a ponerte pan mañana.
*****

Me asomo con pena a ver tus ruinas.

Me asomo con pena a ver tus ruinas. Tu suelo está limpio de zarzas -sólo crecen en un lugar sagrado- Ahora la paloma vuela porque no tiene techo. No era buena esa luz que ennegrecía las paredes. El sol odia todos los tejados.  ¡Cómo vivir un tiempo de desierto con arena! ¡ Cómo una pesca milagrosa sin reparar las redes!. El agua estancada no es potable; necesita tener un recorrido. No podemos vivir con la conciencia apuntalada. Nos esperan las flores del almendro.



Fotos Goyo Hueso

Me asomo con pena a ver tus ruinas

Me asomo con pena a ver tus ruinas. Tu suelo está limpio de zarzas sólo crecen en un lugar sagrado. Ahora la paloma vuela porque no tiene techo. No era buena esa luz que ennegrecía las paredes. El sol odia todos los tejados.  ¡Cómo vivir un tiempo de desierto con arena! ¡ Cómo una pesca milagrosa sin reparar las redes!. El agua estancada no será potable; necesita tener un recorrido. No podemos vivir con la conciencia apuntalada. Nos esperan las flores del almendro.


Ausencia II

Me duele el frío en mis hombros desnudos, el viento está dormido, se ha quedado sin aldaba mi puerta, el silencio sin latido… Sientoque me has soltado de tu mano.
Eso es todo.

Ausencia

No te escondas ni te ocultes, no puedo vivir en desarraigo; el cielo es hierro y ya no soy fragua. Tengo la incertidumbre por bufanda, la paloma tiene pesadillas.
Llueve sin brújula. Quiero mirar por el óculo de tus manos.

*****

Llanto.

Me he parado a llorar junto al río contemplando las ruinas de mi ciudad; prefiero lamentarme entre sus escombros que en una tierra sin ancestros. El viento es una bofetada para las tejas que sobreviven. ¿ Como podré cantar victoria entre cristales rotos? Mi corazón late bajo un muro sepultado. No puedo emprender mi marcha y dejarlo a su destino.
A las afueras coloco una tienda; en ella auxiliaré a los heridos. Aunque devastada es mi cuna. Enciendo velas, me ofrezco mutilada. El silencio es mi escudo.