Ir al contenido principal

Soy como soy





Soy como soy:
Ni rosa , ni viento,  ni vuelo,
ni color, ni fuego, ni ola..
No soy la heroína de la historia
pero tampoco  victima;
ni  etérea.
Soy eterna peregrina.
Déjame con mis sueños;
no me despiertes,
ni  me llenes de inquietud.
Mis ojos todavía
ven más allá del cementerio
un poste ,conductor de luz. 


Comentarios

Edurne ha dicho que…
Natural, como la vida misma!

nada mejor que revestirse de la propia esencia, dar lo que se tiene, ser lo que se es...

Las imitaciones, lo falso, siempre sale perdiendo.

Bello y sincero!

Un abrazote enorme amiga, y que la vida te sonría!
;)
Blanca Langa ha dicho que…
Sin trampa ni cartón, sí, señora. ¡Ay, esos ojazos, esos ojazos!
Bss.
Mari Carmen ha dicho que…
Hola, me gusta tu blog y tus escritos. Muy bonito.
Un saludo.
Te dejo un enlace por si quieres visitar el mio, no es gran cosa, pero es mi pequeño rincón.
Gracias.
http://sucinapoetasyderivados.blogspot.com.es/
María (lady) ha dicho que…
Y así nos gustas, tal como eres y reflejas en tus versos, como siempre, sentidos y hermosos.

Un abrazo enormedeosa.
Alicia Fernández ha dicho que…
Cada uno es como es y hay que aceptar a cada uno, respetar a los demas. Muy bonito tu blog, me quedo por aqui. Saludos...
Felipe Jimenez ha dicho que…
Es asi, yo siempre digo, quien busca lo perfecto en la apariencia, es porque su interior solo hay decadencia. Saludos!
Yuri Oropeza G ha dicho que…
que gusto leer sus poemas!!! espero pasar seguido!
Juan ha dicho que…
Eres una poeta. Gózalo.
PASARELA STUDIO ha dicho que…
Que bella eres...
Nallely Gonzalez ha dicho que…
Me gustó mucho este poema.
Ojala puedan visitar mi blog que voy empezando.

versosmorados.blogspot.com

Entradas populares de este blog

SOL Y SOMBRA

Sol y sombra conviven  en mi  disputándose el cielo,  pero nada ni nadie puede  alcanzar ese espacio  que tengo en heredad Desde .él me asomo a la miseria  de la humanidad que me aborda  viendo como naufragan todos  los desvarios.



Saborear el presente

Volver a saborear el presente
como un manjar
y comunicarte sin cobertura.
Iniciar el descenso
dejándote llevar por la corriente
sin oponer resistencia . Atreverse con nuevas fragancias ,
texturas y sabores.
Decir NO a los platos mal condimentados.
Elegir miel de ternura.

De vez en cuando.

De ves en cuandolas nubes descienden y sus estratos me atraviesan como puñales; pasan de largo, pero me dejan heridas de ausencias que enfrían la vida. Mi sangre se empantana con el escalofrío del sin deseo; mis ojos vuelven a ver espectros en la añoranza; la brújula se vuelve loca entre maletas incompletas y relojes demasiado impacientes. Me quedo en el andén de una estación apuntalada esperando sin espera. Me olvide tomarme las pastillas de la vida y ya no suenan campanas que me hacían brincar como chotilla moviendo la quietud de la hierba.