Ir al contenido principal

Miro más allá


Miro más allá de mis nubes
de mi humanidad con hora;
todo lo demás
queda en blanco.
Y te doy mi mundo
toda yo en mis manos.
Dudo y me hago preguntas
pero mis fuentes son mi fortaleza.
Siempre puedo más de lo que quiero
algo de mi nace nuevo cada día.
Esta soy, aquí estoy. Desnuda.


Escultura de José Martinez Aguado



Comentarios

Garcibáñez ha dicho que…
Muy hermoso. Y la foto también.
Gerard Llorens DeCesaris ha dicho que…
Hola,
Tengo un blog de poesia. Escribo en principalmente catalan...He pensado q te interessaria, si quieres ya te puedo recomendar este escrito en castellano http://poemesgerard.blogspot.com/2011/01/deures-de-castella.html

Vagi bé!
RELTIH ha dicho que…
...EN SU PUNTO DE COHERENCIA.
UN ABRAZO
Juan Risueño ha dicho que…
Escultura y poema muy humanos.

Un abrazo, amiga Milagros
Ángeles ha dicho que…
Hola Milagros, me ha encantado como terminas el poema...Aquí estamos todos desnudos... desnudos vinimos al mundo, y a cada uno de nosotros nos implica el vestirnos con lo que nos queramos llevar.

La escultura es una pasada..."Equilibrio" ese es nuestro equipaje...
Un abrazo con cariño.
Ross Yta ha dicho que…
Y cuánto alma se desprende con la ropa, y cuánto misterio queda iluminado con la desnudez.

Te sigo, poesía es vida.

Un saludo desde Valladolid.

Entradas populares de este blog

Saborear el presente

Volver a saborear el presente
como un manjar
y comunicarte sin cobertura.
Iniciar el descenso
dejándote llevar por la corriente
sin oponer resistencia . Atreverse con nuevas fragancias ,
texturas y sabores.
Decir NO a los platos mal condimentados.
Elegir miel de ternura.

APROVECHO MIS LETRAS.

Aprovecho mis letras para acariciar,
para besar,
para provocar sonrisas:
Como medio para llegar en la distancia. Pero sobre todo,para no alejarme yo
o volverme yerma,
aprovecho mis letras. Milagros Morales.

Duele

Duele que se haga de día 
y ver que durante la noche
has caminado por un estercolero
sin verlo ni notarlo
y estar rodeada de basura
que no sirven para nada .

Montañas de vivencias
desechables, sin reciclaje,
te cortan el paso
sin avance posible.

Duele y te sientes estúpida.

Pero te das cuenta
que no caminas sola ,
muchos otros caminan de vuelta
con el amanecer,
y vas equipada
para dejar atrás
tus despojos.