Ir al contenido principal

Nunca cerraré mis alas.


La tormenta es crisálida
de mi corazón sensible,
que vuela más allá
de lo que percibe y siente.
Nunca cerraré  mis alas
-como un abrazo tiernas-
que dejan en tus manos huella
de alma desprendida.
No guardo colores
 para vitrinas o apariencia.
Seré yo, siempre;
transparente al sol,
aunque un breve soplo
me devuelva a la sed
de un néctar tardío.

Foto Antonio Casas ( el gaitero del Moncayo)


Comentarios

Ángel Isidro ha dicho que…
Milagros, me he dado el gusto de pasar por tu blog, porque me gusta
leer tus poemas ya que hacía algún tiempo que no lo hago porque no me da para más pero confieso que no te
olvido. Tedeseo una feliz semana y
recibe miabrazo sincero.
Un beso
Ángel.
RELTIH ha dicho que…
GUAUUU, SENTÍ SU PENSAMIENTO MÍO. MÁS BIEN ME SENTÍ EN SUS LETRAS. EXCELENTE!!!!
BESOS
Lucas Fulgi ha dicho que…
Muy lindos poemas los tuyos.
Seguiré pasando.

Saludos
pablo ha dicho que…
Enhorabuena por el blog y por los premios. Tu poesía es como yo digo, una manera de expresar sentimientos con palabras rozando el pensamiento filosófico. MUy buenas poesías. Espero que visites mi blog, me gustaría algún comentario de alguien que entiende de poesía. Gracias!

http://poesiayotrosvicios.blogspot.com


Pablo.
Juan Risueño ha dicho que…
No cierres tus alas, no cierres tu corazón sensible, amiga Milagros.

Un abrazo
Gardenia ha dicho que…
bellaaassss !! es como mi ejemplo a seguir!! apenas empezando... me encantaron sus poemas !!!! espero un día escuchar su opinión sobre lo que escribo

http://leyendasdegardenias.blogspot.com/

Entradas populares de este blog

APROVECHO MIS LETRAS.

Aprovecho mis letras para acariciar,
para besar,
para provocar sonrisas:
Como medio para llegar en la distancia. Pero sobre todo,para no alejarme yo
o volverme yerma,
aprovecho mis letras. Milagros Morales.

Duele

Duele que se haga de día 
y ver que durante la noche
has caminado por un estercolero
sin verlo ni notarlo
y estar rodeada de basura
que no sirven para nada .

Montañas de vivencias
desechables, sin reciclaje,
te cortan el paso
sin avance posible.

Duele y te sientes estúpida.

Pero te das cuenta
que no caminas sola ,
muchos otros caminan de vuelta
con el amanecer,
y vas equipada
para dejar atrás
tus despojos.

MIL EXCUSAS.

No quiero que mi casa se enfríe
pero invento mil excusas
 para abrir mi puerta.
Luego protesto cuando el aire
 se apodera de mi calma.

Mas yo guardo la llave
para no extraviarla
a la vez de que me quejo
del desorden.