Ir al contenido principal




En mi barca con alas

-lejos del humo-


surco mis aguas,

noto que fluyo. 


Sin viento soy reflejo,

sueño de olas.

                                          


                                                  No necesito puerto,
                                                                        
                                                                            anclaje,
                                                                                       
                                                                                             soga.




El destino no existe


sólo el ahora.

Comentarios

Alicia María Abatilli ha dicho que…
Me agrada el cambio en tu blog, Milagros.
Como esta poesía, tiempos de libertad estás viviendo, me alegro.
Un abrazo
José Ramón ha dicho que…
Milagros simple pues muy cierta esta poesía.Saludos desde…
Abstracción textos y Reflexión.
FINA ha dicho que…
Es un poema sencillo pero, al mismo tiempo, bello y lleno de vida. Saludos de quien, como tú,ama la poesía. Seguiré leyéndote.

FINA

Entradas populares de este blog

Saborear el presente

Volver a saborear el presente
como un manjar
y comunicarte sin cobertura.
Iniciar el descenso
dejándote llevar por la corriente
sin oponer resistencia . Atreverse con nuevas fragancias ,
texturas y sabores.
Decir NO a los platos mal condimentados.
Elegir miel de ternura.

APROVECHO MIS LETRAS.

Aprovecho mis letras para acariciar,
para besar,
para provocar sonrisas:
Como medio para llegar en la distancia. Pero sobre todo,para no alejarme yo
o volverme yerma,
aprovecho mis letras. Milagros Morales.

Duele

Duele que se haga de día 
y ver que durante la noche
has caminado por un estercolero
sin verlo ni notarlo
y estar rodeada de basura
que no sirven para nada .

Montañas de vivencias
desechables, sin reciclaje,
te cortan el paso
sin avance posible.

Duele y te sientes estúpida.

Pero te das cuenta
que no caminas sola ,
muchos otros caminan de vuelta
con el amanecer,
y vas equipada
para dejar atrás
tus despojos.