Ir al contenido principal




A la altura de tus ojos
 veo reflejada
 tu historia en la retina.
Tu cornea es  mar.
 pero nunca  cruceros
navegarán por ella ,
sólo  barcas de teca
pintadas de arco iris.

Me alegra
 proceder de ese bosque
que me  facilita flotar
por globos oculares,
y comprender así el origen
del salitre de las lágrimas.

Hago mías
 historias que otros
 ignoran y descuidan,
y soy  universal mirada
de iceberg y palmera.


Comentarios

MarianGardi ha dicho que…
Es muy bonita, me gusta, pero yo le quitaría al principio alguna de las cuatro tu.
Suena repetitivo.
Un abrazo Milagros
Seroma ha dicho que…
"..universal mirada
de iceberg y palmera." que hermosa manera de plasmar sentimientos...
Leo ha dicho que…
Precioso y ese TU, recalca lo que quieres resaltar haciéndolo más fuerte.
Muchos abrazos mi amiga
Leonor
María Socorro Luis ha dicho que…

Me ha impresionado profundamente este bello poema. Original y sugerente.

Abrazo cercano.

Entradas populares de este blog

SOL Y SOMBRA

Sol y sombra conviven  en mi  disputándose el cielo,  pero nada ni nadie puede  alcanzar ese espacio  que tengo en heredad Desde .él me asomo a la miseria  de la humanidad que me aborda  viendo como naufragan todos  los desvarios.



Saborear el presente

Volver a saborear el presente
como un manjar
y comunicarte sin cobertura.
Iniciar el descenso
dejándote llevar por la corriente
sin oponer resistencia . Atreverse con nuevas fragancias ,
texturas y sabores.
Decir NO a los platos mal condimentados.
Elegir miel de ternura.

De vez en cuando.

De ves en cuandolas nubes descienden y sus estratos me atraviesan como puñales; pasan de largo, pero me dejan heridas de ausencias que enfrían la vida. Mi sangre se empantana con el escalofrío del sin deseo; mis ojos vuelven a ver espectros en la añoranza; la brújula se vuelve loca entre maletas incompletas y relojes demasiado impacientes. Me quedo en el andén de una estación apuntalada esperando sin espera. Me olvide tomarme las pastillas de la vida y ya no suenan campanas que me hacían brincar como chotilla moviendo la quietud de la hierba.