Ir al contenido principal

Olvido





El horizonte un muro,
los tejados toboganes,
las chimeneas asilo
de palomas sin aliento,
los anhelos rayas
en el cristal del presente,
el asfalto espejo difuso
de la realidad desnuda…

Las heridas supuran olvido.

Foto Goyo Hueso


Comentarios

Marian Raméntol Serratosa ha dicho que…
magníficos esos tejados como toboganes, Milagros, y qué decir de la foto, me ha encatado.

Un beso guapa
Marian
Rodolfo Cuevas ha dicho que…
Tan impactante es la imagen como certeras las palabras.
Un tierno abrazo, amiga.
reltih ha dicho que…
golpean duro tus letras.
un abrazo
Antonio ha dicho que…
Una buena foto de una realidad supurante...
Un abrazo
Manolo Jiménez ha dicho que…
Me quedo también con los tejados como toboganes, es una imagen poética simple y sugerente.

La foto otra muestra del buen saber hacer.

Abrazos.
MarianGardi ha dicho que…
Eres genial amiga que cierto es eso de que las heridas supuran olvido.
Me ha encantado el tobogán oye como desliza, el calor del asilo en la chimenea, eres un derroche, como estas de llena.
Que ricooooo!!
Un besazo que me voy muy llena
RMC ha dicho que…
En el olvido me pierdo a traves de tus bellas letras,
que disfrutes el fin de semana
besos.
sam rock ha dicho que…
Me doy una vueltas por tu blog; y con tu permiso, salto por encima del muro para reencontrarme con el horizonte a ser posible azul claro.

Un abrazo
Edurne ha dicho que…
Yo que te llevo siguiendo desde tus comienzos, creo... puedo decirte que se nota cómo has ido creciendo, cómo las letras se han ido engarzando dentro de ti, deslizándose como por esos toboganes que tan bien decribes...

Un besote enorme!
elisa...lichazul ha dicho que…
hay olvidos que tragan individualidades
y en ellos no quiero caer...

que tengas un precioso fin de semana

Entradas populares de este blog

Saborear el presente

Volver a saborear el presente
como un manjar
y comunicarte sin cobertura.
Iniciar el descenso
dejándote llevar por la corriente
sin oponer resistencia . Atreverse con nuevas fragancias ,
texturas y sabores.
Decir NO a los platos mal condimentados.
Elegir miel de ternura.

De vez en cuando.

De ves en cuandolas nubes descienden y sus estratos me atraviesan como puñales; pasan de largo, pero me dejan heridas de ausencias que enfrían la vida. Mi sangre se empantana con el escalofrío del sin deseo; mis ojos vuelven a ver espectros en la añoranza; la brújula se vuelve loca entre maletas incompletas y relojes demasiado impacientes. Me quedo en el andén de una estación apuntalada esperando sin espera. Me olvide tomarme las pastillas de la vida y ya no suenan campanas que me hacían brincar como chotilla moviendo la quietud de la hierba.

Duele

Duele que se haga de día 
y ver que durante la noche
has caminado por un estercolero
sin verlo ni notarlo
y estar rodeada de basura
que no sirven para nada .

Montañas de vivencias
desechables, sin reciclaje,
te cortan el paso
sin avance posible.

Duele y te sientes estúpida.

Pero te das cuenta
que no caminas sola ,
muchos otros caminan de vuelta
con el amanecer,
y vas equipada
para dejar atrás
tus despojos.