Ir al contenido principal

En tu tela de araña

He caído de nuevo en tu tela de araña
y no sé cómo liberarme.
Me observas cuando intento torpe
ponerme de pie y no lo consigo.
Veo tu sombra y siento tus patas muy cerca
pero la tentación del manto transparente
me atrae y me seduce.
Sabes qué deseo, lo adivinas,
por eso vuelves a tejer tu trama y yo ,
lucho con tu espiral que me absorbe.

Foto Goyo Hueso



Comentarios

reltih ha dicho que…
el amor y sus innumerables facetas.
un beso
Dragón ha dicho que…
Y es que aunque no queramos regresar allí donde hubo esperanza, porque solo hay dolor, la tela de araña sigue ejerciendo un poder superior sobre un corazón para siempre marcado. Bonito blog.

Saludos.
Pedro F. Báez ha dicho que…
Déjate devorar, Milagros. Deja que la araña se nutra de tus jugos y que te envuelva en su fina seda para que sientas tibieza y pases (temporalmente) a la dimensión maravillosa de otro universo. Siempre, cuando así lo decidas, podrás volar y ponerte al salvo del aguijón final. Bello, finísimo poema de reservado, radiante erotismo. Bella también el arte que lo ilustra. Bella tú y bella tu mente. Abrazos.
Marian Raméntol Serratosa ha dicho que…
El poema tiene poder Milagros, casi me he sentido lenta y torpe en la lectura, como si la tela de araña me hubiera atrapado a mí también...

Un besazo
Marian
anabel ha dicho que…
Ese hilo suave y transparente tiene un inmenso poder de seducción, pero a veces vale la pena dejarse atrapar.

Me ha encantado.

Un abrazo.
María Socorro Luis ha dicho que…
Belleza y significado en tu poema.

Un beso
Celia ha dicho que…
Es difícil desprenderse de la tela de araña.
¿Sabes? Es posible que su pegajosa y temible apariencia, esconda algo agradable.
Un bello poema (una vez más).
Un beso.
GOGO ha dicho que…
Milagrioss...!! que lindo y que claritoo que dicesss..!!

lujito leerteeeee..!!

mi cariñoo siempre cercaaa..!!
MarianGardi ha dicho que…
Las arañas saben tejer muy bien!!
Bonito y triste mortal poema.
Un fuerte abrazo
Antonio del Camino ha dicho que…
Cuando se cae en una trampa, todo cuanto se haga por salir de ella puede volverse en contra. Aquí, por el contrario, la trampa, más allá de amenazas, se hace deseable, objeto de deseo, como lo es la víctima para quien puso la celada. ¡Hágase la voluntad, entonces, del destino!

Un buen poema, Milagros.

Abrazo.
Esencia ha dicho que…
Tu forma de expresar dejabien desnudo tu sentimiento.

Con cariño, esencia.
ALEX CINDER ha dicho que…
Me gusta mucho tu poema. Me gusta la tematica de la tela de araña. Esas hermosas telas son casi como pequeñas perlas que han sido estiradas hasta convertirse en vidrio impalpable...como son los sueños.
En mi libro "en el centro puntual de la maraña", tambien toco el tema de la tela de araña, aunque con un sentido mistico.
Aquí te dejo la pagina por si quieres pasar: www.elcentropuntual.blogspòt.com
Leo ha dicho que…
jajajaaa, cuidado mi querida amiga, no te fies de los hilos transparente y lúcidos, que te pueden traer malas consecuencias, y sin pegajosos no te digo nada...jajajaa. Muy bueno.

Abrazos

Leonor
Mariana ha dicho que…
¡Milagros!:
ya sabes como es así que libérate de todo lazo que impida tu felicidad...y si te quita un poco la razón no lo dudes...
Besos!!
Ana Márquez ha dicho que…
Pues no luches, relájate y disfruta :-D Hermoso. Un abrazo, guapa.
Alicia María Abatilli ha dicho que…
Quizás sea una tela de araña destinada a contenerte.
No siempre se puede eludir la tentación de caer en ella.
Un abrazo
Alicia
Clara Castillo ha dicho que…
Qué bonito, Milagros. Besazos!

Entradas populares de este blog

SOL Y SOMBRA

Sol y sombra conviven  en mi  disputándose el cielo,  pero nada ni nadie puede  alcanzar ese espacio  que tengo en heredad Desde .él me asomo a la miseria  de la humanidad que me aborda  viendo como naufragan todos  los desvarios.



Saborear el presente

Volver a saborear el presente
como un manjar
y comunicarte sin cobertura.
Iniciar el descenso
dejándote llevar por la corriente
sin oponer resistencia . Atreverse con nuevas fragancias ,
texturas y sabores.
Decir NO a los platos mal condimentados.
Elegir miel de ternura.

De vez en cuando.

De ves en cuandolas nubes descienden y sus estratos me atraviesan como puñales; pasan de largo, pero me dejan heridas de ausencias que enfrían la vida. Mi sangre se empantana con el escalofrío del sin deseo; mis ojos vuelven a ver espectros en la añoranza; la brújula se vuelve loca entre maletas incompletas y relojes demasiado impacientes. Me quedo en el andén de una estación apuntalada esperando sin espera. Me olvide tomarme las pastillas de la vida y ya no suenan campanas que me hacían brincar como chotilla moviendo la quietud de la hierba.