Ir al contenido principal

Ave silenciosa




Dedicado a Ana María Fabio.




“Ave silenciosa” sal de la noche;
los pájaros nocturnos son alborotadores.
Baja de tu árbol que al pié del tronco
estoy yo” Pluma ligera”
Vamos a pintarnos con
mezcla de cenizas de ancestros
y tintes vegetales.
Encenderemos un gran fuego
y danzaremos en pie de guerra
contra la falsedad y la hipocresía.
Somos espíritus de luz
y allá, detrás de esas colinas,
hallaremos un día nuestro hueco.
Hoy tenemos que ser apátridas y errantes
como son los versos.



Foto Milagros

Comentarios

José Baena ha dicho que…
"...apátridas y errantes
como son los versos." Hace poco que te leo, pero cada uno de tus poemas tiene una frase, una imagen, un detalle, que golpea un enorme gong en mi cabeza, y me deja conmocionado.
Y en este caso no es sólo esta frase, sino todo el poema: hermoso espíritu de luz, tus versos siempre encontrarán su hueco en mi corazón.
MarianGardi ha dicho que…
Maravillosa poesía.
Un abrazo muy fuerte
JUAN JES ha dicho que…
Sí, el fuego nuevo, fuego inicial, ancestral, de Altamira a Picasso para renovar las floraciones del espíritu.
reltih ha dicho que…
siempre es un deleite leer tus hermosas metaforas.
besos
Adolfo Payés ha dicho que…
Un bello aleteo es pasearme por tu espacio..



Un abrazo
Saludos fraternos.
Pedro F. Báez ha dicho que…
Te transformas, mutas, te regeneras en otro ser, en otro entorno, en la tradición antiquísima de los seres que adoraron la tierra y todos sus hijos; aquellos que semidesnudos fueron origen y luego mito. Me dejas sin aliento, sin palabras leyendo ésto. Ante ti me postro porque eres, ante todo y con este poema de bellísima y novísima hechura, Gaia misma. Hoy me elevé contigo a la categoría de astro, porque en los astros viven los antepasados de todas esas razas magníficas de pieles oscuras y cobrizas que fueron luz, luego polvo y finalmente, leyenda para ser contada alrededor del fuego en una noche oscura, con las estrellas por manto. Un fuerte abrazo, poeta.
Preciosos versos como siempre, Milagros.

un abrazo

Maite
Mariana ha dicho que…
¡ Qué lujo de comentarios tienes Milagros !...
Realmente es un poema maravilloso, como lo es tu manera de escribir. Me quedo "chiquitita" a tu lado...aprendiendo a hilar las palabras, con los más bellos sentimientos.
Cariños de Mariana
Anouna ha dicho que…
Cuando ambas nos unimos a conversar damos vuelta el mundo, lo transformamos, lo ideamos, cambiamos las bases del mismo...aunque sea sólo en nuestras cabezas, jeeeeeeeeee; Ser Ave silenciosa o Pluma Ligera, es una más de nuestras bellas maneras de transformarnos e ir más allá de nosotras. ¿Cómo sería el mundoo sin pizca alguna de falsedades o hipocresías? Quizá más humano, siendo un mundo de humanos, en donde la imperfección nos precede pero ojalá siempre fuera por asuntos de inocencias y no de daño. Entonces nos falta más inocencia?....

La falsedad usa muchas caretas, dónde podemos encontrar el alma y el rostro limpio ahí? Y la hipocresía, es la doble forma que nunca tiene forma y no se define por lo tanto expone siempre una duda.

Claro que hay que danzar alrededor de un fuego de pasión, y declarar la guerra. Queremos que regrese la mirada inocente al mundo, no sé si podremos ser tan adultos con mirada de niños...no lo sé.

Besos, gracias por dedicarme este poema, te debo mucho, te debo más con cada letra, me siento pequeña ante tu grandeza mi amiga. Gracias.

Ana María
Querida Milagros no puedo comentarte, solo te digo que tienes en mi blog un sencillo premio que biene con ternura
Sor.Cecilia
Leo ha dicho que…
Precioso poema en todo su conjunto, querida Milagros; que tu luz siga perenne como escudo protector contra la maldad de algunas gentes.
Abrazosssssssss
Leonor

Entradas populares de este blog

Saborear el presente

Volver a saborear el presente
como un manjar
y comunicarte sin cobertura.
Iniciar el descenso
dejándote llevar por la corriente
sin oponer resistencia . Atreverse con nuevas fragancias ,
texturas y sabores.
Decir NO a los platos mal condimentados.
Elegir miel de ternura.

De vez en cuando.

De ves en cuandolas nubes descienden y sus estratos me atraviesan como puñales; pasan de largo, pero me dejan heridas de ausencias que enfrían la vida. Mi sangre se empantana con el escalofrío del sin deseo; mis ojos vuelven a ver espectros en la añoranza; la brújula se vuelve loca entre maletas incompletas y relojes demasiado impacientes. Me quedo en el andén de una estación apuntalada esperando sin espera. Me olvide tomarme las pastillas de la vida y ya no suenan campanas que me hacían brincar como chotilla moviendo la quietud de la hierba.

Duele

Duele que se haga de día 
y ver que durante la noche
has caminado por un estercolero
sin verlo ni notarlo
y estar rodeada de basura
que no sirven para nada .

Montañas de vivencias
desechables, sin reciclaje,
te cortan el paso
sin avance posible.

Duele y te sientes estúpida.

Pero te das cuenta
que no caminas sola ,
muchos otros caminan de vuelta
con el amanecer,
y vas equipada
para dejar atrás
tus despojos.