Ir al contenido principal

Muéstrame







Muéstrame donde debo refugiarme
para esperar a que se solidifique el magma
de la erupción volcánica que me asola.
Desde el propio corazón del fuego apagado
comenzaré a trabajar mi superficie
de nuevo, hasta hacerla sementera.

Nada nos enriquece más
que esculpir desde la muerte vida


Foto Marian Gardi

Comentarios

GOGO ha dicho que…
donde el fuego quemó yo haré que queme de nuevo...

lindo leerte Milagrosss..!!

mi cariñoo...muchooo...!!
Adolfo Payés ha dicho que…
Nos acarician de mañana tus poemas, que hermoso encontrarnos en tu blog.. lindo es visitarte siempre..


Un abrazo
Con mis
Saludos fraternos..
Mariana ha dicho que…
Milagros...por Dios...¡qué belleza de poema !
Cariños míos.
reltih ha dicho que…
excelente pensamiento. me encanto.
un abrazo
Pedro F. Báez ha dicho que…
De tu entraña volcánica y fértil ha salido este reclamo desgarrador, empinado sobre su propia belleza triste y desoladora, cual cima rodeada de fumarolas. Me estremeció. Entró por mi vientre. Así de potente es la erupción del dolor que tu lamento encierra. El agua de tus manantiales subterráneos calmará la necesidad de vomitar lava. Cumbre majestuosa y tranquila de nuevo serás, para que en tus laderas pasten las cabras y en la acrobacia de tus picos, niden las águilas. Bellísimo, Milagros. Un beso grande.
Anouna ha dicho que…
También quiero que me muestren dónde está ese lugar de refugio, iré de inmediato para esculpir desde la muerte la vida.

Me llegan tus versos...muy dentro.

Besos miles mi amiga. Anouna
MarianGardi ha dicho que…
Milagros no había visto la entrada con mi fotografía.
Ha quedado ideal para este poema.
Besos querida amiga
Césaredwing ha dicho que…
Música para mis ojos...

--
regards,

Cesar Edwin Ramirez Matos
http://www.auditivox.blogspot.com/

Entradas populares de este blog

SOL Y SOMBRA

Sol y sombra conviven  en mi  disputándose el cielo,  pero nada ni nadie puede  alcanzar ese espacio  que tengo en heredad Desde .él me asomo a la miseria  de la humanidad que me aborda  viendo como naufragan todos  los desvarios.



Saborear el presente

Volver a saborear el presente
como un manjar
y comunicarte sin cobertura.
Iniciar el descenso
dejándote llevar por la corriente
sin oponer resistencia . Atreverse con nuevas fragancias ,
texturas y sabores.
Decir NO a los platos mal condimentados.
Elegir miel de ternura.

De vez en cuando.

De ves en cuandolas nubes descienden y sus estratos me atraviesan como puñales; pasan de largo, pero me dejan heridas de ausencias que enfrían la vida. Mi sangre se empantana con el escalofrío del sin deseo; mis ojos vuelven a ver espectros en la añoranza; la brújula se vuelve loca entre maletas incompletas y relojes demasiado impacientes. Me quedo en el andén de una estación apuntalada esperando sin espera. Me olvide tomarme las pastillas de la vida y ya no suenan campanas que me hacían brincar como chotilla moviendo la quietud de la hierba.