Ir al contenido principal

Amanecer


Amanezco con la luz desvestida.
Todavía por construir mi historia
son torres a lo lejos los recuerdos,
 y el presente cesped a mis pies.
Las farolas se despiden de las sombras
y saludan al sol que las apaga.
Todo es relativo , incluso el alba,
cuando despiertas otro día.
Foto Goyo Hueso.

Comentarios

MarianGardi ha dicho que…
Sì querida Milagros todo es relativo, incluso el amor de las farolas.
Un cálido abrazo
Inma ha dicho que…
Precioso poema, Milagros. Me ha encantado.

Un abrazo
Juan Risueño ha dicho que…
Precioso poema, Milagros. Me ha encantado.

Un abrazo

PD.- El comentario de antes también es mío. Tenía mi hija su nombre en la cuenta de comentarios. De todos modos estoy seguro que le gustará como a mí
María (lady) ha dicho que…
Ays!! Qué gusto leerte ....
Besos muchos!
Samuel Rego ha dicho que…
El primer verso es apoteósico. Luz desvestida que no desnuda. El poema me gusta una enormidad.
Un Saludo de renuevo
Sneyder ha dicho que…
Al amanecer cada día, comenzamos a escribir una página de nuestra historia, para poder completar el libro de nuestra vida...

Un abrazo
María Socorro Luis ha dicho que…
Bellísimas imágenes para un poema delicioso.

Un abrazo muy fuerte.
Alicia María Abatilli ha dicho que…
Ese presente verde que se extiende y te llevan por buen camino, mujer de bello nombre.
Alicia
Elle Pe Eme ha dicho que…
Realmente simple y auténtico. Me ha encantado. Un saludo.
Jean Reyes ha dicho que…
Bellísimo poema Milagros!

Tengamos un ciclo irrepetible todos los días, porque cada uno tiene lo suyo, porque lo que fue y sera recuerdo no cabe en el presente.

Saludos!
Geminiana ha dicho que…
Precioso!
David Yerpes ha dicho que…
Un poema muy bonito, me ha encantado, si tienes tiempo pasate por http://unheroemediocre.blogspot.com/ un blog de poesia que me esta gustando mucho hacer, un beso :)

Entradas populares de este blog

SOL Y SOMBRA

Sol y sombra conviven  en mi  disputándose el cielo,  pero nada ni nadie puede  alcanzar ese espacio  que tengo en heredad Desde .él me asomo a la miseria  de la humanidad que me aborda  viendo como naufragan todos  los desvarios.



Saborear el presente

Volver a saborear el presente
como un manjar
y comunicarte sin cobertura.
Iniciar el descenso
dejándote llevar por la corriente
sin oponer resistencia . Atreverse con nuevas fragancias ,
texturas y sabores.
Decir NO a los platos mal condimentados.
Elegir miel de ternura.

De vez en cuando.

De ves en cuandolas nubes descienden y sus estratos me atraviesan como puñales; pasan de largo, pero me dejan heridas de ausencias que enfrían la vida. Mi sangre se empantana con el escalofrío del sin deseo; mis ojos vuelven a ver espectros en la añoranza; la brújula se vuelve loca entre maletas incompletas y relojes demasiado impacientes. Me quedo en el andén de una estación apuntalada esperando sin espera. Me olvide tomarme las pastillas de la vida y ya no suenan campanas que me hacían brincar como chotilla moviendo la quietud de la hierba.