Ir al contenido principal

¿ Qué celebramos?



¿Qué celebramos que sea diferente, si todo el año estamos de celebraciones ya saturados?.
¿Qué podemos celebrar en medio de toda esta confusión de conceptos, doctrinas,
tradiciones importadas...en medio de este caos de contradiciones? .

¿ En que banquete participamos donde sólo unos pocos se reparten la tarta de la riqueza mundial, y la inmensa mayoría por el suelo recogemos las migajas
y algunos como perros?

Los medios de comunicación,lavan su imagen vergonzosa de programas basura,
donde pagan exclusivas millonarias a delincuentes, hablándonos de solidaridad;
y algunas voces religiosas critican, d que se realce más la imagen de Dios hombre,
mostrándonos al mismo tiempo un nacimiento.

¡ Qué manera más absurda de celebrar algo!

Nadie recuerda estos días las pateras,ni la violencia de género, ni los niños sufrientes,ni a los mendigos, ni a las victimas de la guerra,
ni a la gente que está sola, o enferma o que ha muerto….

Todo queda barrido y amontonado detrás de la puerta de nuestra conciencia.

Las ciudades se llenan de lucen de fiesta,que no alumbran la oscuridad,
y todo el mundo se desea Feliz Navidad,como un estribillo aprendido de carretilla,
en la escuela de niños.

Mientras Dios tan ocupado siempre con este mundo que hace aguas,
no mirará el calendario,y va prendiendo poco a poco luces que no se apagan
con que poder iluminarlo todo.

Y eso es la que algunos celebramos diferente, que en algún momento hemos vislumbrado en nuestra vida, una luz que luce por encima de todas esas luces falsas;
y nos reconforta, nos hace encontrarnos a nosotros mismos y ser luz.

Y sobre todo celebramos la gran alegría de que esa luz es universal, para TODOS

Comentarios

INZOA ha dicho que…
Así es, Milagros. Este es el circo de la hipocresía con el que nos encanta que nos engañen.

No voy a desearte feliz Navidad, porque también te deseaba felicidad en noviembre, en octubre, en septiembre...

Entradas populares de este blog

Saborear el presente

Volver a saborear el presente
como un manjar
y comunicarte sin cobertura.
Iniciar el descenso
dejándote llevar por la corriente
sin oponer resistencia . Atreverse con nuevas fragancias ,
texturas y sabores.
Decir NO a los platos mal condimentados.
Elegir miel de ternura.

De vez en cuando.

De ves en cuandolas nubes descienden y sus estratos me atraviesan como puñales; pasan de largo, pero me dejan heridas de ausencias que enfrían la vida. Mi sangre se empantana con el escalofrío del sin deseo; mis ojos vuelven a ver espectros en la añoranza; la brújula se vuelve loca entre maletas incompletas y relojes demasiado impacientes. Me quedo en el andén de una estación apuntalada esperando sin espera. Me olvide tomarme las pastillas de la vida y ya no suenan campanas que me hacían brincar como chotilla moviendo la quietud de la hierba.

Duele

Duele que se haga de día 
y ver que durante la noche
has caminado por un estercolero
sin verlo ni notarlo
y estar rodeada de basura
que no sirven para nada .

Montañas de vivencias
desechables, sin reciclaje,
te cortan el paso
sin avance posible.

Duele y te sientes estúpida.

Pero te das cuenta
que no caminas sola ,
muchos otros caminan de vuelta
con el amanecer,
y vas equipada
para dejar atrás
tus despojos.