Ir al contenido principal

Ofrenda

Soy muy afortunado.
 En otoño tienen mis hojas
el color de mis frutos.
Incluso mi madera,
 es de tono rosado.
Continúo con  la misma gama
 que en  mi primavera.
Nací cerezo, rojo entero.
Atardecer de tierra, con raíz y rama.
Hasta  desnudo , soy ofrenda.

Foto MIlagros



......

Comentarios

María Socorro Luis ha dicho que…
Bella ofrenda a la naturaleza.

Tambien nos ofreces tus versos.
MarianGardi ha dicho que…
Milagros, es la fruta que mas me gusta.
La cereza, que ricas.
y sus flores, que lindos los cerezos
bella ofrenda que me hace pensar en ellos.
Muchos besos
GOGO ha dicho que…
"Hasta desnudo , soy ofrenda. "

lujito totalll Milagrosssssssss..!!

se te quiere amigalmaaa..!!
Anónimo ha dicho que…
ERES ESTUPENDA
Anónimo ha dicho que…
me gusta tu poesia
Anónimo ha dicho que…
Son muy bonitas tus poesias.
Anónimo ha dicho que…
es muy bonito
Anónimo ha dicho que…
esto es una practica
Anónimo ha dicho que…
Me parece fenomenal
Anónimo ha dicho que…
Me parece fenomenal
Anónimo ha dicho que…
el otoño es una estación muy poetica.
Anónimo ha dicho que…
poesia que grande eres
Anónimo ha dicho que…
el mes de noviembre es un mes muy romantico
Anónimo ha dicho que…
No encuentro nada
Anónimo ha dicho que…
milagros eres muy afortunada ,tienes el don de la poesia .
Anouna ha dicho que…
El poema es una belleza total, una metáfora de fuerza, continuidad y permanencia.

Ser ofrenda es una dádiva que pocos pueden ofrecer permanentemente. Dichoso árbol, dichoso el que pueda recibir de él.

Hemoso, mi poeta divina.

Besos, Anouna

Entradas populares de este blog

SOL Y SOMBRA

Sol y sombra conviven  en mi  disputándose el cielo,  pero nada ni nadie puede  alcanzar ese espacio  que tengo en heredad Desde .él me asomo a la miseria  de la humanidad que me aborda  viendo como naufragan todos  los desvarios.



Saborear el presente

Volver a saborear el presente
como un manjar
y comunicarte sin cobertura.
Iniciar el descenso
dejándote llevar por la corriente
sin oponer resistencia . Atreverse con nuevas fragancias ,
texturas y sabores.
Decir NO a los platos mal condimentados.
Elegir miel de ternura.

De vez en cuando.

De ves en cuandolas nubes descienden y sus estratos me atraviesan como puñales; pasan de largo, pero me dejan heridas de ausencias que enfrían la vida. Mi sangre se empantana con el escalofrío del sin deseo; mis ojos vuelven a ver espectros en la añoranza; la brújula se vuelve loca entre maletas incompletas y relojes demasiado impacientes. Me quedo en el andén de una estación apuntalada esperando sin espera. Me olvide tomarme las pastillas de la vida y ya no suenan campanas que me hacían brincar como chotilla moviendo la quietud de la hierba.