Ir al contenido principal

Viento.



¡ Viento!

No soples tan fuerte;
que mis hojas caídas
creen que son pájaros.

Foto mIlagros


Comentarios

Liliana G. ha dicho que…
¡Me encantó, Milagros!

El post entero tiene los colores del otoño, tu foto e incluso tu minipoema se convierten en parte de una cuidada metáfora.

Un besazo, amorosa :)
Alicia María ha dicho que…
Ese viento.
Esa búsqueda de alas en espera.
Alicia
José Baena ha dicho que…
Milagros en estado puro. Lucidez, ingenio, naturaleza...y quizás un punto de amargura e ironía. Pero eso irá pasando. Me ha encantado. Bss
anabel ha dicho que…
Al fin y al cabo sería una hermosa forma de volver a sus ramas...

Un abrazo.
Pedro F. Báez ha dicho que…
Hoy andamos breves y al blanco Milagros. Esta entrada tuya me ha fascinado. Aquí te dejo la que publiqué hoy, que realmente la escribí pensando en ti, aunque no te la dediqué porque me dio pena siendo tan modesta (pero lo que dice, lo dice de corazón):

"Equilibrio"

Quiero en tu alegría
¡ser sonrisa!
y en días tristes
silencio...

Beso grande y abrazo fuerte pa' ti.
Liliana Lucki ha dicho que…
Simplemente hermoso !!!

Mi saludo,desde Argentina,Liliana
Sneyder ha dicho que…
Este viento de otoño quiere arrasar con la hoja...pera más tarde brotar con vida nueva.

Un beso
María Socorro Luis ha dicho que…
...que son palomas,
tus hojas en otoño
buscando sueños.

Un abrazo, Milagros.

Soco
Milagros, ya estoy aquí.
Quiero ser viento a ver si levanto a los caídos,
viento, paradar dar alas a los cansados.
viento,para poder acariciar tu rostro.
viento, para darte noticia de resurrección.
Y cuando amaine ese viento...
quiero ser brisa para que descanse tu alma.

Te lo dedico ya que me he inspirado en tu viento .
Recibe mi ternura
Sor.Cecilia

Entradas populares de este blog

SOL Y SOMBRA

Sol y sombra conviven  en mi  disputándose el cielo,  pero nada ni nadie puede  alcanzar ese espacio  que tengo en heredad Desde .él me asomo a la miseria  de la humanidad que me aborda  viendo como naufragan todos  los desvarios.



Saborear el presente

Volver a saborear el presente
como un manjar
y comunicarte sin cobertura.
Iniciar el descenso
dejándote llevar por la corriente
sin oponer resistencia . Atreverse con nuevas fragancias ,
texturas y sabores.
Decir NO a los platos mal condimentados.
Elegir miel de ternura.

De vez en cuando.

De ves en cuandolas nubes descienden y sus estratos me atraviesan como puñales; pasan de largo, pero me dejan heridas de ausencias que enfrían la vida. Mi sangre se empantana con el escalofrío del sin deseo; mis ojos vuelven a ver espectros en la añoranza; la brújula se vuelve loca entre maletas incompletas y relojes demasiado impacientes. Me quedo en el andén de una estación apuntalada esperando sin espera. Me olvide tomarme las pastillas de la vida y ya no suenan campanas que me hacían brincar como chotilla moviendo la quietud de la hierba.