Ir al contenido principal







Una Antártida universal
intenta forzar una sonrisa
que los ojos contradicen.


En una  burbuja propia,
 aislada,
 angustiada por catástrofes
vividas o venideras.
 Noto frío:
 Un frío que no lo quita el abrigo,
 y me enfría progresivamente,
aunque sea primavera.

 Me ha traicionado mi propia concepción
 del mundo,
 del ser humano.

Siempre pensé que tendría provisiones
y  abrí mis brazos hasta el desgarro,
 hoy abandonada por  las fuerzas
 solamente me queda
 el dejarme llevar sin resistencia,
 sin cuestionarme verdades
 o promesas.
 Hacer un ovillo con todas mis vueltas
 y esperar.

Nada será como yo quiera es cierto,
 pero si llegara hasta mí sin herirme
 sería bastante.

Ahora se que bajo el iceberg
 siempre habrá lirios.

Milagros.





Comentarios

Ángel-Isidro ha dicho que…
Hola Milagros, que sentimiento más
sentido y que pensamiento más bien
expresado, precioso y real.
Un beso
Ángel-Isidro

http://elblogdeunpoeta.blogspot.com/
Anastacia Esahian ha dicho que…
Muy hermoso blog, belos poemas, los invitos a pasar por el mio, saludos desde Argentina!!

http://anastacia-esahian-poeta.blogspot.com.ar/

Entradas populares de este blog

Duele

Duele que se haga de día 
y ver que durante la noche
has caminado por un estercolero
sin verlo ni notarlo
y estar rodeada de basura
que no sirven para nada .

Montañas de vivencias
desechables, sin reciclaje,
te cortan el paso
sin avance posible.

Duele y te sientes estúpida.

Pero te das cuenta
que no caminas sola ,
muchos otros caminan de vuelta
con el amanecer,
y vas equipada
para dejar atrás
tus despojos.

APROVECHO MIS LETRAS.

Aprovecho mis letras para acariciar,
para besar,
para provocar sonrisas:
Como medio para llegar en la distancia. Pero sobre todo,para no alejarme yo
o volverme yerma,
aprovecho mis letras. Milagros Morales.

MIL EXCUSAS.

No quiero que mi casa se enfríe
pero invento mil excusas
 para abrir mi puerta.
Luego protesto cuando el aire
 se apodera de mi calma.

Mas yo guardo la llave
para no extraviarla
a la vez de que me quejo
del desorden.