Ir al contenido principal

Cuando el mundo tiembla.

Los sismos individuales son apenas arañazos
cuando el mundo tiembla, y es un papel rugoso.

La Tierra con dolores de parto
anuncia un nuevo génesis, una era ignorada:
El sol violeta,
la epidermis gris…

Sobreviviremos con el acopio
de lo que somos y sentimos.

El viento , aunque lo zarandee,
no tira al suelo la respuesta del almendro.

Foto Goyo Hueso

Comentarios

MarianGardi ha dicho que…
Que bueno!!
La semilla siempre permanecerá de lo
que fuimos y seremos.
Un abrazo mi querida amiga, a ver, si mañana te llamo.
Ya tengo ganas de oírte reír
Hilda ha dicho que…
Hermoso.
Pedro F. Báez ha dicho que…
Bellísimo, esencial, primordial poema, Milagros. Cataclismo y de éste, la génesis, tal como dices. Orden del caos y vida de la muerte. Magistral. Te abrazo y me uno a tu dolor que es el de todo un continente. Besos.
Cecy ha dicho que…
y nosotros con el tambien temblamos.

Un gran abrazo Amiga.
Noray ha dicho que…
Un poema bellísimo con cierre magistral.

Tiembla el mundo
y entre los estertores
del profundo caos
brota de nuevo la vida.


Un abrazo
reltih ha dicho que…
ella está reclamando lo suyo.
besos
María Socorro Luis ha dicho que…
Ojalá la humanidad pueda dar un vuelco a todas sus estructuras...

Muy profundo, hermoso.
Nico Carreño ha dicho que…
Admiro tus palabras, ojalá te pasees por mi blog. Que al menos pensamientos son parecidos.

Saludos!
Manolo Jiménez ha dicho que…
La tierra parece quejarse del trato le estamos dando.

Ojalá quede al menos la semilla.

Abrazos.
anabel ha dicho que…
Uff Milagros, se me ha puesto la piel de gallina al leer tu poema. Anoche escribí uno,no tan bien construido y tan rotundo y bello como el tuyo, pero con la misma expresión de "la Tierra con dolores de parto...", pensando en las desgracias recientes.

Un fuerte abrazo.
Marian Raméntol Serratosa ha dicho que…
Una advertencia con signos de esperanza... sí.

Un beso
Marian
Celia ha dicho que…
Hola Milagros.
Cuando el mundo se agrieta, nosotros, los humanos, deberíamos tomar conciencia de lo poco que somos, y de lo mucho que nos creemos.
Gracias por todo lo que aportas.
Un beso.
Anouna ha dicho que…
He podido vivir tangiblemente ese cuando el mundo tiembla, y es un papel rugoso. Creo que es una descripción exacta de lo que se siente en esos momentos, un papel siendo estrujado.

Sobreviviremos, es la palabra fuerte, la palabra de la salvación, de la unidad, de la esperanza y el futuro presente. Sobreviviremos, pues, dentro y fuera de nosotros, en y sobre la tierra, vivimos seres que deseamos continuar viendo, tocando, oliendo, ese maravilloso almendro que tiene tantas respuestas aún para ser descubiertas. Apenas son unos arañazos, tal como lo dices tan sabiamente en su comienzo...apenas...apenas.

Un beso mi querida amiga,

Anouna
Victoriana Díaz ha dicho que…
Cuando el mundo tiembla... nosotros pasamos de largo sin ser coscientes que la vida se puede acabar en cualquier momento.
Creo que todos estos cambios bruscos nos hagan reflesionar a cerca de nuestro comportamiento y seamos todos más húmildes y a su vez más costructivos
caracola ha dicho que…
Afortunadamente, nos queda la respuesta del almendro.

La vida es capaz de sorprendernos, floreciendo, a pesar de los pesares.

Hermoso poema, Milagros.

Un abrazo.
ruben ha dicho que…
Comenzar otra vez como el almendro. Certeros y hermosos versos.
Besos
fci ha dicho que…
Me ha resultado fascinante conocer algo de tus líneas...no pude saborear todo lo que me quería sin embargo espero no perder de vista esta dirección. Felicitaciones por tu blog por contener tanto sentimiento. Desde Santiago de Chile Mi abrazo en la poesía.

Entradas populares de este blog

SOL Y SOMBRA

Sol y sombra conviven  en mi  disputándose el cielo,  pero nada ni nadie puede  alcanzar ese espacio  que tengo en heredad Desde .él me asomo a la miseria  de la humanidad que me aborda  viendo como naufragan todos  los desvarios.



Saborear el presente

Volver a saborear el presente
como un manjar
y comunicarte sin cobertura.
Iniciar el descenso
dejándote llevar por la corriente
sin oponer resistencia . Atreverse con nuevas fragancias ,
texturas y sabores.
Decir NO a los platos mal condimentados.
Elegir miel de ternura.

De vez en cuando.

De ves en cuandolas nubes descienden y sus estratos me atraviesan como puñales; pasan de largo, pero me dejan heridas de ausencias que enfrían la vida. Mi sangre se empantana con el escalofrío del sin deseo; mis ojos vuelven a ver espectros en la añoranza; la brújula se vuelve loca entre maletas incompletas y relojes demasiado impacientes. Me quedo en el andén de una estación apuntalada esperando sin espera. Me olvide tomarme las pastillas de la vida y ya no suenan campanas que me hacían brincar como chotilla moviendo la quietud de la hierba.