Ir al contenido principal

Canta y no llores




El tiempo con su gorra
toca con el acordeón en la esquina
una balada de amor,
mientras unas monedas percusionan en el suelo.
En el puente baila un beso en los labios
reciénnacido y otros pasan de largo
con sonido de carreta desengrasada.
A la vuelta de la esquina
la vida improvisa su plan de emergencia:
“Canta y no llores
porque cantando se alegran
cielito lindo los corazones”

Foto Goyo Hueso

Comentarios

Leni ha dicho que…
La vida es muy lista...

Un beso cielo

(Me gusta ese sabor que se entrevé sin verse)
Antonio ha dicho que…
Siempre hay motivos para cantar y también para llorar. Vale la pena cantar viendo las cosas positivas.
Besos
Mariana ha dicho que…
Milagros:
gracias por dejarme tan bello mensaje....!Me maravilla ese canto a la vida que nos has dejado!!!y gracias otra vez.
Anouna ha dicho que…
Tengo una imaginación grande, y no pude sacar de mi mente, a ese tiempo con su gorra, no sé, simplemente me encantó tanto, que todo el resto del poema lo perdí (lo siento, sé que no debe ser así) Tengo en la mente a ese tiempo y me parece tan bello. Tanto, tanto que me voy cantando y no llorando.

Me trajo alegría tu poema amiga, una alegría que me salta, todo el poema es tremendamente bello, sólo que esta vez...uf...ya sabes...me gustó el tiempo con la gorra, así sin más....no te enojes, Te requetequiero.

Anouna
Pedro F. Báez ha dicho que…
Canto contigo y mi corazón se alegra... Con gorra o sin ella, el tiempo pasará, implacable. Y cuando el acordeón deje de tocar su balada de amor, seremos nosotros quienes tendremos que entonar nuestra propia canción de amor y de esperanza. Muy romántico e inspirador, Milagros, y la foto de Goyo, preciosa. Abrazos.
sam rock ha dicho que…
Entre tantas canciones de amor, belleza, libertad y otros nombres, en teoría sublimes, siempre nos paramos a escuchar las primeras.

Un abrazo, Milagros, y buen y poético fin de semana.
Edurne ha dicho que…
Así es la vida! Menos mal que nos queda el recurso de cantar, aunque a veces, lo único que nos apetezca sea llorar.

Voy a seguir tu recomendación. Empiezo, a ver si el domingo cambia de color!

Besitos cantarines, amiga!
gustavo ha dicho que…
ehhhhh....ehh, milagr0s...en siend0 p0c0 lect0r de p0esía
un 10
para la c0mp0sit0ra...
este, este, es el mej0r que te he leid0
gracias
es sencillamente preci0s0
ah, es el mej0r, p0r que me ha t0cad0
medi0 bes0.
Noray ha dicho que…
Siempre hay un plan de emergencias al que aferrarse. El día que no lo encontremos estaremos muertos.



Un abrazo

Entradas populares de este blog

Saborear el presente

Volver a saborear el presente
como un manjar
y comunicarte sin cobertura.
Iniciar el descenso
dejándote llevar por la corriente
sin oponer resistencia . Atreverse con nuevas fragancias ,
texturas y sabores.
Decir NO a los platos mal condimentados.
Elegir miel de ternura.

De vez en cuando.

De ves en cuandolas nubes descienden y sus estratos me atraviesan como puñales; pasan de largo, pero me dejan heridas de ausencias que enfrían la vida. Mi sangre se empantana con el escalofrío del sin deseo; mis ojos vuelven a ver espectros en la añoranza; la brújula se vuelve loca entre maletas incompletas y relojes demasiado impacientes. Me quedo en el andén de una estación apuntalada esperando sin espera. Me olvide tomarme las pastillas de la vida y ya no suenan campanas que me hacían brincar como chotilla moviendo la quietud de la hierba.

Duele

Duele que se haga de día 
y ver que durante la noche
has caminado por un estercolero
sin verlo ni notarlo
y estar rodeada de basura
que no sirven para nada .

Montañas de vivencias
desechables, sin reciclaje,
te cortan el paso
sin avance posible.

Duele y te sientes estúpida.

Pero te das cuenta
que no caminas sola ,
muchos otros caminan de vuelta
con el amanecer,
y vas equipada
para dejar atrás
tus despojos.