Ir al contenido principal

Me arrancaré el corazón





Soplaré con fuerza y arrastraré la nata montada
sobre mi cabeza .Desharé las esquinas,
tiraré los puentes.Seré un borrón
y me alejare a un lugar donde nadie
encuentre mi brisa deshojada.
Hay violetas entre las zarzas del destiempo,
campanas que suenan a muerto,
letanias que se repiten sin sentido.,,
La via muerta de ese tren lleva a la nada.
No pediré paso, ni siquiera licencia.
´Desterrado, sin patria, me arrancaré el corazón
y lo lanzaré al océano.

Foto Goyo Hueso. Colección Christus.



Comentarios

Cecy ha dicho que…
Que fuerza en la imagen la de la foto y de tus palabras.

Buena semana Amiga.
Besos.
Jannet Weeber ha dicho que…
Es un placer siempre leerte, Milagros, y pasar por tu blog, que huele a pradera por todos los rincones, y disfrutar de la poesía. Yo también soy poeta. Un abrazo desde Alemania.
Qué buen poema, ya lo creo, todo lo que dices y de manera desgarradora.

un abrazo, linda

Maite
reltih ha dicho que…
profundo escrito. es siempre un gustazo visitarte.
besos
Marian Raméntol Serratosa ha dicho que…
Despojarnos de la vida para volver a nacer? Mmmmm.

Besotes
Marian
Alicia ha dicho que…
Será un gran comienzo.
Será un encuentro verdadero.
Gracias.
Alicia
Mariana ha dicho que…
¿Valdrá la pena tanto sacificio para el olvido?
Excelente semana Milagros!!
Te invitamos a que propongas dos blogs que te gustaría que participen en un duelo poético y nosotros llevaremos la invitación para que ellos decidan si le hacen frente a distinguido reto.

Duelos de Poesía


Saludos,
Equipo
Los Caballeros de la Dama de Cristal
Noray ha dicho que…
Sin lugar a dudas, el océano siempre es fuente de vida, es un excelente lugar para refundarnos en nosostros mismos.



Un abrazo.
La Santa ha dicho que…
Al hueso.

Entradas populares de este blog

SOL Y SOMBRA

Sol y sombra conviven  en mi  disputándose el cielo,  pero nada ni nadie puede  alcanzar ese espacio  que tengo en heredad Desde .él me asomo a la miseria  de la humanidad que me aborda  viendo como naufragan todos  los desvarios.



Saborear el presente

Volver a saborear el presente
como un manjar
y comunicarte sin cobertura.
Iniciar el descenso
dejándote llevar por la corriente
sin oponer resistencia . Atreverse con nuevas fragancias ,
texturas y sabores.
Decir NO a los platos mal condimentados.
Elegir miel de ternura.

De vez en cuando.

De ves en cuandolas nubes descienden y sus estratos me atraviesan como puñales; pasan de largo, pero me dejan heridas de ausencias que enfrían la vida. Mi sangre se empantana con el escalofrío del sin deseo; mis ojos vuelven a ver espectros en la añoranza; la brújula se vuelve loca entre maletas incompletas y relojes demasiado impacientes. Me quedo en el andén de una estación apuntalada esperando sin espera. Me olvide tomarme las pastillas de la vida y ya no suenan campanas que me hacían brincar como chotilla moviendo la quietud de la hierba.