Ir al contenido principal

Me arrancaré el corazón





Soplaré con fuerza y arrastraré la nata montada
sobre mi cabeza .Desharé las esquinas,
tiraré los puentes.Seré un borrón
y me alejare a un lugar donde nadie
encuentre mi brisa deshojada.
Hay violetas entre las zarzas del destiempo,
campanas que suenan a muerto,
letanias que se repiten sin sentido.,,
La via muerta de ese tren lleva a la nada.
No pediré paso, ni siquiera licencia.
´Desterrado, sin patria, me arrancaré el corazón
y lo lanzaré al océano.

Foto Goyo Hueso. Colección Christus.



Comentarios

Cecy ha dicho que…
Que fuerza en la imagen la de la foto y de tus palabras.

Buena semana Amiga.
Besos.
Jannet Weeber ha dicho que…
Es un placer siempre leerte, Milagros, y pasar por tu blog, que huele a pradera por todos los rincones, y disfrutar de la poesía. Yo también soy poeta. Un abrazo desde Alemania.
Maite ha dicho que…
Qué buen poema, ya lo creo, todo lo que dices y de manera desgarradora.

un abrazo, linda

Maite
Anónimo ha dicho que…
profundo escrito. es siempre un gustazo visitarte.
besos
Marian Raméntol ha dicho que…
Despojarnos de la vida para volver a nacer? Mmmmm.

Besotes
Marian
Alicia ha dicho que…
Será un gran comienzo.
Será un encuentro verdadero.
Gracias.
Alicia
Mariana ha dicho que…
¿Valdrá la pena tanto sacificio para el olvido?
Excelente semana Milagros!!
© José A. Socorro-Noray ha dicho que…
Sin lugar a dudas, el océano siempre es fuente de vida, es un excelente lugar para refundarnos en nosostros mismos.



Un abrazo.
Anónimo ha dicho que…
Al hueso.

Entradas populares de este blog

De vuelta.

 Vuelvo después de estar perdida  por mundos que me han hecho menos buena. Al menos más desconfiada.  Esta todo tan lleno de hipocresía y de amistad interesada la poesía en manos de pseudo poetas que ignoran a quien no mercadea con sus versos.

Duele

Duele que se haga de día  y ver que durante la noche has caminado por un estercolero sin verlo ni notarlo y estar rodeada de basura que no sirven para nada . Montañas de vivencias desechables, sin reciclaje, te cortan el paso sin avance posible. Duele y te sientes estúpida. Pero te das cuenta que no caminas sola , muchos otros caminan de vuelta con el amanecer, y vas equipada para dejar atrás tus despojos.

Reir entre las olas

Nunca tuve una venda en los ojos. Siempre supe que para alumbrarte tenía que preñarme de sueños. Sabía que este iba a ser el tributo: Nada es gratis y menos para el alma. Pero no podía dejarte sin tu génesis que me supera y me trasciende. Por eso me embarqué en la travesía más arriesgada de mi historia; y aquí estoy flotando en una tabla resto de un naufragio de emociones. Pero tú vuelas libre, por ti mismo, y eso me hace reír entre las olas. Foto Milagros