Ir al contenido principal

Nadie







Nadie asomado a la ventana
riega clavelinas y geranios,
Ninguna voz de niño
arrastra una piedra cuesta abajo
ni nadie da los buenos días

Sólo el viento sopla solitario sin colada.

Nadie madruga en el verano
para abinar el huerto.
Ninguna chimenea con humo
ni olor a guiso bien guisado
Ninguna puerta sin cerrojo

Sólo la nieve virgen sin plegarias.

Un gato maúlla abandonado
entre desconchones que albergaron fuego.
Se han marchado los gorriones
ya no hay nidos en las tejas removidas.

Sólo el viento
la nieve
el gato…

Rebeldes al olvido de la vida.



Foto Roque Soto

Comentarios

Hilda ha dicho que…
Muy buena. Gracias por compartirla.
Sneyder ha dicho que…
Nadie madruga en verano, todo dormita, todos parten a otros lares…
Muy bonito, me gustó el poema.

Un beso
Edurne ha dicho que…
Da pena el olvido, el ostracismo al que han sido condenados pequeños pueblos que antaño albergaron sueños y vidas...

Pero siempre quedará algún rebelde que venga a recordarnos que aún hay algo que entre las cenizas de la memoria, dormita...

Muy bonito!

Un besote!
J.M. Ojeda ha dicho que…
¡Hola Milagros!
Unas letras, con sentido de vida.

Saludos de J.M. Ojeda
María Socorro Luis ha dicho que…
Qué triste verse obligado a dejar casas, campos, el aire limpio...para encerrarse en monstruos industriales donde la contaminación impide ver el brillo de las estrellas...

Besos, Mila
Gaspar II ha dicho que…
Nadie podría haberlo escrito mejor que tu, lugares, personas, relaciones, tantas cosas a las que el tiempo pasa la cuenta y pareciera que a nadie les importan, pero mientras esten en el recuerdo de alguien, siguen vivas.

Besos

Gaspar
Pedro F. Báez ha dicho que…
Triste pero soberbiamente bello, Milagros. Majestad absoluta en la descripción y en los sentimientos que provoca e inspira. Una de tus joyas indiscutibles, entre tantas. Voy a leerlo otra vez, porque me ha gustado mucho. Un abrazo grande y un beso más grande aún para ti, musa inspiradora.
Samuel Rego ha dicho que…
El hombre moderno abandonando las raices verdaderas, porque en el fondo, todos somos aldeanos.
Me has despertado la nostalgia del terruño y lo sencillo, de lo auténtico.
Un beso
Cris Gª. Barreto ha dicho que…
Querida Milagros:

Soberbio poema. Me ha encantado. Dices tanto...
Te felicito amiga.

Mil besos,
Cris.
Noray ha dicho que…
Como esos pueblos abandonados, a veces somos también tantos "nadies" los que habitamos en nuestro propio olvido que ni siquiera nos encontramos entre ellos.


Un abrazo
reltih ha dicho que…
poesía, poesía, poesía...
Manolo Jiménez ha dicho que…
Otra cruda realidad que haces poesía con el regusto de denuncia.

Me gusta tu forma de escribir.

Abrazos.
M. Angel ha dicho que…
Nadie madruga, que importa
si tus verso traen amaneceres
y nos llenan de luces de colores
y dejan la fragancia
que de tu alma emana

Milagros, tu versar es dulzura para los sentidos

Abrazo
M. ángel
Vicky ha dicho que…
Aquellos lugares que ocultan en techos historias de amor, esos mismos que en mañanas misteriosas son poblados por los rayos del sol.
V de Tierra ha dicho que…
A veces vivimos sin darnos cuenta en pueblos fantasmas, solo con el viento, la nieve y el gato. Saludos
sam rock ha dicho que…
Gracias Milagros por acordarte de los pueblos abandonados. Una casualidad que este fin de semana volviese, un año después, a ese lugar de la fotografía.

Un fuerte abrazo
Anouna ha dicho que…
Es una bella poesía, es la voz que se levanta para recordarnos (a todos) que la vida debe continuar en cada lugar, y no hacerla morir por ocupar otros espacios que ya están saturados de modernidad. Esos lugares de pueblo tienen el encanto de una vida limpia,clara y cercana, no deberían desaparecer nunca.

Pobre Gato, nadie que lo cuide.
Hermosa tu forma de escribir amiga mía, eres grande.
Besos, Anouna
MarianGardi ha dicho que…
Don Nadie son muchos en uno.
Esta no la termino de pillar, se va con el viento.
Besos

Entradas populares de este blog

SOL Y SOMBRA

Sol y sombra conviven  en mi  disputándose el cielo,  pero nada ni nadie puede  alcanzar ese espacio  que tengo en heredad Desde .él me asomo a la miseria  de la humanidad que me aborda  viendo como naufragan todos  los desvarios.



Saborear el presente

Volver a saborear el presente
como un manjar
y comunicarte sin cobertura.
Iniciar el descenso
dejándote llevar por la corriente
sin oponer resistencia . Atreverse con nuevas fragancias ,
texturas y sabores.
Decir NO a los platos mal condimentados.
Elegir miel de ternura.

De vez en cuando.

De ves en cuandolas nubes descienden y sus estratos me atraviesan como puñales; pasan de largo, pero me dejan heridas de ausencias que enfrían la vida. Mi sangre se empantana con el escalofrío del sin deseo; mis ojos vuelven a ver espectros en la añoranza; la brújula se vuelve loca entre maletas incompletas y relojes demasiado impacientes. Me quedo en el andén de una estación apuntalada esperando sin espera. Me olvide tomarme las pastillas de la vida y ya no suenan campanas que me hacían brincar como chotilla moviendo la quietud de la hierba.