Ir al contenido principal

Qué miras







¿Qué miras a través de un agujero?
¿Un mundo que crees no existe?
Es impensable que alguien coma tres comidas
diarias y además leche abundante,
mientras otros mueren de hambre sin motivo.
Te sorprende como el blanco va siempre bien calzado.
No entiendes su filosofía de la vida;
la tuya en tan minimalista:
la luz del sol, la selva, el agua.
No comprendes cómo tiene un afán insaciable,
cuando tú todo lo das por nada
y vives cada día comenzando de cero.

Tampoco por qué teniendo tanto, va tan serio.


Foto Victoria San Juan.

Poema dedicado a Victoria, misionera en Guinea.




Comentarios

Ricardo Miñana ha dicho que…
Bonita dedicatoria,
Pasaba a saludarte y desearte tengas un feliz verano, estare
ausente por motivos de trabajo.
feliz semana.
un beso.
Laura Caro ha dicho que…
Que siempre haya palabras en la poesía para los que, siendo poema, no pueden expresarse.
Me gustó la relación del poema con la foto.
Un abrazo, Milagros.
Pedro F. Báez ha dicho que…
Milagros, vas a matarme de orgullo por ti y de sentimiento por el mundo. Ayer escribiste sobre una pobre mujer que vive en la calle. Hoy sobre una criatura que nada o poco tiene frente a nuestra abundancia conseguida a costa suya. Es una preciosura de poema, un homenaje merecido y magnífico a tu amiga misionera, que día a dia se enfrenta con la nada y con los ojos de este niño. Te felicito y te agradezco por tener conciencia social y por sacudir nuestras propias conciencias. Parecerá a algunos un gesto en el vacío, pero las palabras, sobre todo tus palabras, tienen peso y caminan. Abrazos y pasa un feliz fin de semana junto a los tuyos.
MarianGardi ha dicho que…
Sobre todo serio, tanto que algunos parecen momias y en vez de estar contentos con la tripa llena se dedican a criticarse y a envidiarse.
Anda que vaya Mundo loco tenemos!!
Besos Mila
María Socorro Luis ha dicho que…
Y así, como si nada, te metes en la vida de los marginados, de los sin nada; aunque tal vez de los mas felices.

Te felicito por tu sensibilidad.

Un abrazo solidario. Soco
Amelia ha dicho que…
Sin palabras.

Pero con admiración inmensa.

Te abrazo.
Gastón Daniel Avale ha dicho que…
geniales palabras, no espero otra cosa de un poeta que no parece estar en paro, sino trabajando todo el tiempo...Me encantan los escritores así, me identifico con tu forma de escribir, porque soy un tanto así yo también...
saludos!

ya te invite a pasar por mi blog? sos bienvenido cuando quieras tomarte un descanso de tus escritos...
Agradezco Milagros que se interese por mi blog,la verdad es que me siento muy honrada con tantos poetas a mi alrededor. Si Jesús para mi es el hombre más bello, con la poesía sabré expresarlo mejor toda su hermosura.
¿Cómo me ha encontrado?
No dispongo de mucho tiempo, pero intentaré estar en su blog con mucho gusto.
Con ternura
Sor.Cecilia
Gaspar II ha dicho que…
"Por qué teniendo tanto, va tan serio", es que no sabemos valorar lo que tenemos, ni aun viendo las necesidades de otros.

Saludos

Gaspar
Mariana ha dicho que…
¡¡Toda una belleza, el sentimiento...la imagen profunda de esos ojos tiernos!!
¡¡cariños!!
José Ramón ha dicho que…
Milagros para está en paro son magnificas tus inspiraciones y la foto lo dice todo enhorabuena.

Un cordial saludo de…
Abstracción textos y Reflexión

Entradas populares de este blog

SOL Y SOMBRA

Sol y sombra conviven  en mi  disputándose el cielo,  pero nada ni nadie puede  alcanzar ese espacio  que tengo en heredad Desde .él me asomo a la miseria  de la humanidad que me aborda  viendo como naufragan todos  los desvarios.



Saborear el presente

Volver a saborear el presente
como un manjar
y comunicarte sin cobertura.
Iniciar el descenso
dejándote llevar por la corriente
sin oponer resistencia . Atreverse con nuevas fragancias ,
texturas y sabores.
Decir NO a los platos mal condimentados.
Elegir miel de ternura.

De vez en cuando.

De ves en cuandolas nubes descienden y sus estratos me atraviesan como puñales; pasan de largo, pero me dejan heridas de ausencias que enfrían la vida. Mi sangre se empantana con el escalofrío del sin deseo; mis ojos vuelven a ver espectros en la añoranza; la brújula se vuelve loca entre maletas incompletas y relojes demasiado impacientes. Me quedo en el andén de una estación apuntalada esperando sin espera. Me olvide tomarme las pastillas de la vida y ya no suenan campanas que me hacían brincar como chotilla moviendo la quietud de la hierba.