Ir al contenido principal

Decepción



¿Por qué siento que en mi vida
he sembrado muchos pedregales?
Al final la cosecha
me ha decepcionado.
¿ Pero es mia la culpa o de la tierra?
Yo ya se que el terreno es arduo.
Sin embargo con mi sudor
abrí los surcos,
y mis semillas enterré con cuidado.
Lo regé y cuidé con esmero….
Pero al final,
 no me dió para pan mi granero.

Foto y poema  Milagros  Morales



Comentarios

L~ ha dicho que…
La culpa no suele ser de nadie, o de todos..

Precioso el poema !

Saludos y sonrisas soñadas :))
Ignacio Carcelén ha dicho que…
Quizá deberías cultivas piedras, puedes llegar a necesitarlas y te están pidiendo una oportunidad.
lost angel ha dicho que…
Hola =D
Bueno Me Paso Por Aqui
Paara Ofrecerte La Opcion
De Enlazar Nuestras Paginas
Yo Pongo Un Enlace a tu Pagina
Y Tu Pones Un Enlace A La Mia
Me Avisas Por

Twitter
@_loztangel_

Blog
www.loztangel.blogspot.com

Correo
xmx3l666@gmail.com
♥hadama♥ ha dicho que…
siempre abra nuevas primaveras que dará fruto a tu árbol un beso
Samuel Rego ha dicho que…
No siempre la tierra se doblega a la pericia del labrador y el pan que nace de las piedras se antoja ácimo.
El poema me parece sencillamente sublime

Un afectuoso saludo Milagros
Juan Risueño ha dicho que…
Si todo fuera fácil a lo mejor sería aburrido, Milagros.

Saludos

Entradas populares de este blog

Duele

Duele que se haga de día 
y ver que durante la noche
has caminado por un estercolero
sin verlo ni notarlo
y estar rodeada de basura
que no sirven para nada .

Montañas de vivencias
desechables, sin reciclaje,
te cortan el paso
sin avance posible.

Duele y te sientes estúpida.

Pero te das cuenta
que no caminas sola ,
muchos otros caminan de vuelta
con el amanecer,
y vas equipada
para dejar atrás
tus despojos.

APROVECHO MIS LETRAS.

Aprovecho mis letras para acariciar,
para besar,
para provocar sonrisas:
Como medio para llegar en la distancia. Pero sobre todo,para no alejarme yo
o volverme yerma,
aprovecho mis letras. Milagros Morales.

MIL EXCUSAS.

No quiero que mi casa se enfríe
pero invento mil excusas
 para abrir mi puerta.
Luego protesto cuando el aire
 se apodera de mi calma.

Mas yo guardo la llave
para no extraviarla
a la vez de que me quejo
del desorden.